10.0

57 5 3

Luke

Daniel llego a la habitación, tenía cara de pocos amigos lo que me daba a entender que  no había sido un muy buen día para él, pero no me importó, necesitaba desahogarme así comencé a hablarle de mis problemas, por más egoísta que suene tenía que sacar todo de mi sistema, me estaba matando la situación de Michael, entonces justo cuando estaba a punto de decirle que me había besado con Michael, Daniel me interrumpió.

-          Necesito decirte algo – escuche a mi compañero hablar, con una voz firme pero con notas de tristeza

-          Daniel, hello?! OSEA! Estoy tratando de decirte algo aquí – respondí – ¿eres insensible o qué?

-          Es eso mismo no soy Daniel

-          ¡¿Qué?!

-          QUE NO SOY DANIEL!

-          Ah sí… eso ya lo sabía, en fin Michael…

-          Mira – Daniel me interrumpió nuevamente -  lamento mucho decepcionarte pero yo sé que tú crees que yo soy Daniel y de verdad creo que… que? ¿QUE? ¿Cómo así que ya lo sabias?

-          Sí, sé que no eres Daniel que eres su hermana, no importa, igual te quiero y eres mi Daniel temporal, así que tienes que escucharme, ahora concéntrate… MICHAEL!

-          QUEEEEEEE?! Como así que ya lo sabias? ES IMPOSIBLE, NO PUEDE SER! NO ERES TAN INTELIGENTE! QUE?! FUI ENGAÑADA EN MI PROPIO JUEGO POR TI?

-          Oyeeeeeeeee como que no soy “tan inteligente”?

-          No! No lo eres, es decir, ¿como si quiera lo supiste?

-          Ahí por favor, ¿es enserio? ¿Calum? riegas babas por él, andan juntos últimamente, demasiado, obviamente sabía que algo estaba pasando, no es normal que andes con él, ustedes SE ODIAN! así que después del partido, contando el tiempo desde el momento que besé a Michael hasta cuando regrese a mi dormitorio, decidí enfrentar a Oliver y preguntarle qué estaba pasando realmente, no estaba en su habitación, cosa que no me sorprende, así que lo llame contrastantemente hasta que se dignó a responder mi video llamada y ¿adivina con quien estaba? Sí, con el Daniel real… entre los dos me contaron la verdad, al principio estaba decepcionado y un poco triste pero después entendí que era cosa de ustedes y también me dijeron que justo hacia unos minutos te habías largado a una cita con Calum, no quería presionarte en contarme nada, así que solo actué como si todavía fueras Daniel, de todas formas te eh tomado aprecio y sirves como reemplazo de Daniel para escucharme y no eres tan oloroso como él… Así que me da igual

-          ¿Besaste a Michael? Finalmente…

-          ¿COMO QUE FINALMENTE?

-          Por favor, los dos se notan que se tienen muchas ganas, porque simplemente no están juntos y ya

-          Lo mismo digo de Calum y tú

-          Mira, Calum es diferente…

-          No, tu eres la pesada, solo porque tiene dinero no te da derecho a juzgarlo. No tienes por qué andar por ahí haciéndote la difícil, entiende que son de mundos diferentes pero aun así pueden estar juntos.

-          Wow... me sorprende que seas tan inteligente, pero gracias, por aceptarme a pesar de ser una chica

-          Hey! Eres la hermana de mi mejor bro y te quiero como a él así que ¡CALLA SOY MUY INTELIGENTE! – le grité a mi amigo que ahora era mi amiga y al mismo tiempo le comencé a hacer cosquillas por todos lados, estábamos riendo y jugando, tirados en el piso mientas “Daniel” pataleaba y me decía que me detuviera, cuando de repente la puerta de nuestro dormitorio se abrió y dejo ver a un Michael de ojos rojos e hinchados, todavía derramando algunas lágrimas silenciosas, al parecer no hacía mucho había dejado de llorar   

Caminando en Daniel¡Lee esta historia GRATIS!