capitulo 4 | una explicación

126 7 5

Empecé a estrirar mi cuerpo despues de unos minutos de flojera para finalmente abrír los ojos, me encontraba estirada en medio de la cama. Me senté apoyando mi cuerpo de mis manos miré a mi alrededor Por un rato. No vi a Michael por ningún lugar.

La noche anterior de tanto caminar hizo que mis pies dolieran, sin embargo y por alguna razón, me trajeron directo a la casa de mi mejor amigo donde decidí quedarme.

En eso se escuchó su voz a lo lejos desde otro lugar de la casa, parecía estar hablando con alguien. Me levanté hasta la puerta para abrirla y salir. Le encontré sentado frente al televisor mirando un programa mientras comía cereal.


Michael miró de pronto al sentir que ya no estaba sólo.

_alfin despertó la bella durmiente ._

Llevó una cucharada de cereal a su boca.

_¿donde estan tus padres? ._

Me acerqué hasta el sofá ocupando el espacio que este había hecho para mi.

_Salieron ._

Me miró sonriendo.

Asentí con la cabeza.

_bien Maia... ¿me dirás por qué estás aquí?, no es que me moleste pero necesito una explicación ._

Tomó el mando del televisor para apagarlo y así prestarme atención, se sentó frente a mí cruzando sus piernas recostando su cabeza de el brazo que reposaba sobre la espalda del sofá.

En verdad no sabía que contarle en general. Y una explicación breve no sería suficiente para él conociéndole, se que hará mil preguntas.

_mi familia está en la quiebra, escuché a mis padres hablarlo anoche ._

Su rostro se levantó mientras su ceño se fruncia.

_no supe que hacer más que intentar escapar de la realidad y gracias a eso me perdí, pero conocí a dos chicos que ahora van a ayudarme a conseguir empleo... ._

No muy convencido Michael mostró una expresión indiferente , como si estuviera pensando en decir algo , mi explicación fue más breve de lo que pensé que sería y eso seguro generó confusión en su cabeza.

_¡Espera!... ¿le diste tu numero a un extraño?._

_Dos de hecho._

_¿Estás loca? ._

Alzó la voz, respondiendo a lo que pensé anteriormente.

_si conoces sus nombres, no son extraños ._

Trato de darle crédito a la estupidez de mis acciones , nadie en su sano juicio va a darle información personal a desconocidos y menos cuando a conocen en las circunstancias con las que los conocí a ellos.

_En eso tienes razón, pero no quita el hecho de que estas confiando en personas que apenas conoces... ¡no! , ni siquiera conoces ._

Su sermoneo solo me recordaba las veces que mamá me regaña por no obedecer a alguna de sus reglas, cosa que me resulta fastidiosa viniendo de él que se supone es mi amigo , no mi padre. El timbre sono interrumpiendo la pequeña charla. Ambos miramos en dirección a la puerta, a la cual comenzaron a tocar con fuerza.

Decidí levantarme del sofá para ir en la dirección correcta y ver quien tocaba a las ocho y media de la mañana.

Mi estómago se contrajo cuando al abrirla encontré a mis padres de pié frente a ella, mamá parecía nerviosa mientras mi padre observaba molesto en mi dirección. Michael se acercó en silencio.

_¿cómo supieron que estaba aquí? ._

Fue lo primero que pensé en preguntar.

Mi madre quien lucia cansada y preocupada rápidamente procedió a abrazarme, mientras yo aún con los brazos sobre la puerta seguía sorprendida.

_Michael ._

Contestó ella.

Giré fulminandole con la mirada, lo último que deseaba era tener que lidiar con ellos ahora.

Michael por su parte sonrió culpable.

No tenía ganas de comenzar una escena ahora, por lo qué me despedí de Michael y corrí con mi familia devuelta a casa.

Another perspective ¡Lee esta historia GRATIS!