Tiempo.

7.6K 486 61

-______, me gustas, demasiado...

Pov Jungkook.

Esas palabras salieron de mi boca. Necesitaba decirlas, mas bien mi corazón me pedía a gritos que salieran. Cuando _____ enfermó, y me sorprendí a mi mismo contemplandola mientras dormía, sabía que algo no estaba bien. Sabía que algo estaba pasando, algo en mi corazón que tendría consecuencias. Y no me equivoqué. Intenté evitarla, estar con ______ el mínimo tiempo posible. Pero a medida que pasaba menos tiempo sin ella, la extrañaba más. Y cada día más que él anterior. Una tarde acabé sentado en la banqueta del piano, recordando la noche en que la ví tocarlo. Recuerdo que sonreía como un tonto por ese recuerdo, pero sabía que estaba grabado en mi mente. Hasta que acabé por aceptar que me  gustaba. Cuando lo acepté, quise decirle un millón de veces mis sentimientos, pero no podía. Cuando la miraba a la cara y nuestras miradas se encontraban, mi corazón temblaba, mi aliento se detenía, y mi mente no reaccionaba. Empecé a desilusionarme cuando ______ no me buscaba, o pedía que me necesitaba para cualquier cosa. Esos pensamientos fueron invadiendo mi cabeza, haciendome daño. Empecé a odiarme por sentir aquello.

La tarde que me crucé a mis padres a la salida de las clases, mi corazón se rompió en mil pedazos. Y lo único en lo que pensé fué en tener a ____ cerca. Me sorprendí tanto ante ese pensamiento, que me maldije, insulté y pegué mentalmente que si pudiese, estaría muerto. No se cuando me puse a correr, o cuando empecé a llorar. Pero cuando la ví, deseé desaparecer de allí. Desee que nunca existiera _____. Desee poder odiarla. Pero que equivocado estaba. Ella siempre me había salvado de caer en un abismo, ella siempre estuvo allí. Y sabía ella nunca se iría de mi corazón. Por eso, cuando me dijo que estaba enamorada de mi no supe reaccionar. Mi cabeza decía que no podía ser cierto. Que todo era un sueño. Pero no lo fué. Nunca lo había sido. Por eso la besé. Porque necesitaba luchar por algo, algo que me había hecho permanecer de pie. Porque realmente, me gustaba _____. La quería.

Nos miramos a los ojos. Era una mirada llena de amor. Una mirada que no encuentras en otra persona. _____ tenía una sonrisa, y sus mejillas lucían un rojo muy adorable. Supongo que yo debería de estar igual, mis mejillas me ardían levemente. No sabíamos que decir, y no se necesitaban palabras para hablar.

-Yo... Jungkook... - yo simplemente sonreí y acaricié su mejilla - N-no deberías sentir esto... N-no...

-¿Por qué no debería? - dije un poco molesto e intrigado por sus palabras.

-Jungkook... - cerró los ojos y suspiró - Yo soy un monstruo... Alguien que solo está aqui para obedecer... - abrió los ojos y me miró - Acabaré haciendote daño, y... Eso no podría soportarlo.

-¿Por que dices que eres un monstruo? ¿Por que dices que me haras daño?

-Por favor, alejate de mi - y una lagrima salió de sus ojos.

-Obligame.

Me miró. Se veía triste, realmente triste. Sin decir nada más, se levantó y se fué a su cuarto, cerrandolo con llave. Salí tras ella e intenté que me escuchara, pero por mucho que hablase no recibía respuesta. Rendido me deslicé por la puerta hasta acabar en el suelo. ¿Que demonios acababa de pasar? ¿Por que hacía todo esto? Sabía que había un porqué en esas palabras. Un secreto que tenía atemorizada a ______.

Pasarón varios días, y _____ apenas me dirigía la mirada. Si le preguntaba algo no contestaba, o solo lo hacía con monosílabos. Una vez intenté ayudarla con las bolsas de la compra, pero solo recibí un gran empujón por su parte. Se notaba que quería que me alejase de ella, pero no estaba dispuesto a ceder. Necesitaba saber el porqué de todo esto. Cansado por toda la situación, cogí mi móvil (el cual me regaló ____) y llamé a Tae.

Me enamoré de un niño. (Jungkook y tú)¡Lee esta historia GRATIS!