CAPÍTULO 1.Odio a mi padre, odio los autobuses.

195 12 7

17 de Marzo, 2014.

Me levanté de la cama y simplemente hice lo de siempre, dirigirme hacia mi celular.

Mi madre siempre dice que me la paso todo el tiempo en internet, y desafortunadamente no es así, ya que ella no me deja.

El uniforme de mi preparatoria consistía en una falda hasta un poco más abajo de los muslos, de color azul marino, una camisa blanca abotonada de manga larga, y un par de calcetas del mismo color de la falda.

Después de tomar una ducha rápida, cepillarme los dientes y desenredar mi cabello, me coloqué mi uniforme; seguido de eso, tomé mi mochila, mi celular y auriculares. Bajé las escaleras de una manera rápida, pues se me hacía tarde, salí sin desayunar, como de costumbre.

Mi madre se había ido a trabajar y mi padre seguía dormido ya que entraba a dar clases en otra preparatoria, en la cual él no dejo que yo ingresara, porque, también según él, era de mala calidad, pero esa preparatoria era mi última opción, ni siquiera la consideré, porque odio a mi padre, de verdad.

La preparatoria a la que asisto es de altos rangos académicos, y es considerada una de las mejores del estado. Para mi, todas son realmente una mierda.

La entrada es a las 7:00 a.m. y tengo que estar en casa de mi prima a las 5:30 a.m., ya que en realidad queda muy lejos de nuestro hogar. Su casa queda a unas cuadras de mi casa, por lo que siempre camino para llegar ahí. Su padre es él que nos lleva, y de regreso tomamos el autobús, odio los autobuses.

Soy una chica de estatura baja, mucho busto y mucho trasero, lo que realmente es un fastido. Mis ojos son café claro, casi miel, y mis labios son rositas, me gustan. Mi cabello es medio ruloso y rojizo, no es muy largo y está en capas largas para darle más volumen. Soy una chica normal, supongo, aunque muy cambiante de humor.

Mis mejores amigas son Karen, ella es más alta que yo, unos 10 centímetros, su cabello es lacio y color chocolate, ojos marrones, y ella no es voluptuosa como yo, que afortunada. Nos conocíamos desde preescolar, pero al parecer nuestra relación se hizo fuerte cuando estábamos en secundaria, junto con mi otra mejor amiga Diana; ella es unos 5 centímetros más alta que yo, cabello ondulado y negro largo, tez morena y ojos casi negros. Nos conocimos en la iglesia, pero no hablábamos mucho, hasta en la secundaria.

Mi prima también es considera una de mis mejores amigas, está conmigo desde siempre y para todo. Ella se llama Perla, es un poco más alta que Karen y tiene el cabello largo, hasta la espalda baja, color chocolate, ojos marrones claros, no tanto como los míos y tampoco voluptuosa.

Angélica, amiga de infancia, un poco más baja de estatura que Perla, tez morena, delgada, cabello negro largo, se considera malhumorada, pero es buena amiga.

Perla y yo somos las únicas que vamos juntas a la preparatoria, así que todos los sábados nos reunimos y salimos a algún lugar.

Olvidé decir que mi nombre es Esli, todas tenemos 16 años y nuestros gustos son similares, algo que nos hace más unidas, nos hace más fuertes.

My Beautiful Big Boy.¡Lee esta historia GRATIS!