Capitulo 1

19 1 2

Me encontraba leyendo, sintiendo el viento rozar mis mejillas y alborotar mi cabello, inmersa en mi propio mundo imaginario, concentrada en la historia hasta el punto de aislarme del exterior; mis oídos solo prestaban atención al relajante sonido de las olas rompiendo contra la arena, ignorando el murmullo de la gente a mi alrededor.

-Naim, la realidad te reclama -dice mi madre a la vez que me sacude de un hombro. Ruedo los ojos, molesta por la forma burlesca con la que suele llamarme.

-Que? -me dirige una mirada inocente

-Vas a cargar el termo, amor? -utilizando un tono aniñado y juguetón, a la vez que señalaba un puesto a bastantes metros de donde nos estábamos.

Asentí en respuesta a la vez que me sacudía los restos de arena del cuerpo.

El camino era trabajoso por el fuerte viento que me arrastraba hacia el lado contrario y la superficie irregular de la playa. Supongo que a esas alturas mis rizos se encontrarían descontrolados, sin contar los efectos de haberse mojado con el agua salada del mar.

Al llegar -por fin -el parador constaba de unos escalones de madera, arriba habían dos mesas y una barra, recostada sobre el borde de ésta, una preciosa joven me miro con una sonrisa. Tenia cabello rubio y ojos cafés, bastante claros, era ligeramente baja -no más que yo -y aparentaba una edad similar a la mía.

-Hola ¿para cargar el termo? -a la vez que soltaba una risa picara, quitándome de mi ensimismamiento y con tono casual.. realmente linda; con una sonrisa socarrona.

Salude marcando mis hoyuelos; hace bastante ya había descubierto que la gente consideraba mi sonrisa como una respuesta agradable y suficiente; supuse que por lo amplia que era.

-Sep- trate de sonar cómoda, aunque en realidad estaba bastante nerviosa sin saber el motivo exacto.

Descargue mi peso sobre la barra de madera de mientras aquella chica se adentraba al puesto y salía a los pocos instantes mientras el agua calentaba.

Imito mi posición a una corta distancia.

-Vendemos comida también a la hora del almuerzo -me sorprendió lo agradable que era, inspiraba comodidad. Aunque no para mi, cosa que trataba de disimular con buenos resultados, a mi parecer.

-Claro, aunque con todo el viento en contra cuesta llegar

-Yo llevo los pedidos hasta la orilla - me tenia embelesada su forma de expresarse, sonaba interesada e incluso emocionada con la conversación.

-De todos modos estoy en el hotel así que no creo que nos quedemos por mucho más en la playa -y así era, teníamos un horario de comida al que asistir.

Mostré mi mejor sonrisa. Paso poco tiempo hasta que se volviera a pronunciar palabra.

-¿Que tal esta el agua?- que haya dicho eso me ilusionó de sobremanera; supuse que no era solo yo la urgida por mantener conversación. Tuve que contener un agudo chillido de emoción, que quedo atorado en ni garganta.

-Congelada. Me metí pero no llegue mas allá de la rodilla.

Luego de eso nos mantuvimos en silencio. Yo pensaba en algo que decir, pero en aquel momento me encontraba bloqueada y sabia que mi voz sonaría insegura y débil al emitir sonido.

Luego de tener el termo nuevamente en mi poder  me despedí y fui de regreso hacia donde me esperaban.

Contrario a mis palabras un par de horas mas tarde paso por las toallas junto con una agenda y bolígrafo. Al llegar a mi sector, mi madre rechazo amablemente, ella me saludo y sonrió. Tiene que parar de sonreír o no seria consiente de mis actos, alteraba mis nervios de una forma indescriptible.

Poco después, de regreso al parador, no podía estar más ansiosa con la idea de regresar al día siguiente.

**********★

Hola :D este es una especie de piloto. Creo que es algo corto pero es la primera vez que subo en wattpad así que me tengo que acostumbrar c: 

Summer game¡Lee esta historia GRATIS!