capitulo 1

47 2 3

Abro los ojos y todo esta oscuro y silencioso.

Poco a poco una pequeña luz aparece delante de mi, sin hacer el menor ruido.

Vulnerable como una vela pero fuerte como el mismo Sol.

Me levanto poco a poco del frio suelo y me miro de pies a cabeza. Voy vestida con una especie de uniforme negro pegado al cuerpo y unas botas de la misma tela. Luego de un rato, recuerdo algo de mi misma. Soy una mujer.

Es lo unico que se acerca de mi vida.Todo lo demas se esfumo de mi mente. Nose ni mi nombre, ni mi edad, ni una direccion o telefono.

Aunque tengo la baga sensacion de haber tenido todas esas cosas, no las puedo recordar.

Si se como leer, como escribir, como caminar, hablar y todo lo basico que debe saber una persona.

Comienzo a avanzar con un poco de miedo hacia la debil luz.

Cada vez que me acerco unos pasos, ella se aleja unos metros.

Me esta guiando hacia algo... o alguien.

El hecho de encontrarme con otra persona, o salir de esta oscuridad, me alientan. Así que comienzo a caminar cada vez mas deprisa, hasta llegar al punto de estar corriendo, y noto que la luz avanza a mi misma velocidad.

A medida que voy avanzando, la luz va creciendo e iluminando aun mas mi entorno.

En el momento que tengo absoluta vicion de mi entorno, me detengo y me doy cuenta que estoy encerrada en un pasillo de metal.

A luz se detiene a mi vez. Captando todos mis movimientos.

¿Alguien me estara observando? ¿Quienes seran? ¿Por que no puedo recordar nada acerca de mi vida?

Todas esas preguntas quedan flotando en mi mente y luego me doy cuenta que la luz no se movió ni un mulimetro, así que comienzo a correr otra vez, dejando que ella me guie.

Es extraño dejar mi vida en manos de una pequeña luz...

Aunque dudo de ella, nunca me detengo.

Lo mas extraño, es que el tunel nunca dobla, sube o baja. Sino, que se mantiene recto.

Despues de haber corrido alrededor de 15 kilometros, la luz se detiene y yo hago lo mismo. Noto el sudor eni cuerpo y la boca seca.

Me quedo parada durante unos minutos hasta que recupero el aliento.

Me acerco lentamente a ella.

Cuando estoy "cara a cara", extiendo mi mano muy lentamente para tocarla.

Aunque, en el momento que estoy por llegar a ella, desaparece dejando un polvo blanco en el suelo, iluminando mi entorno.

Poco a poco el polvo se va levantando se cpnvierte en diminutas gotas de agua formando una especie de Puerta de Agua.

Darck Blood¡Lee esta historia GRATIS!