CAPITULO 1:

127 8 2

Cada vez que caminaba por las calles de Panem me deprimía al ver a niños y adultos muriéndose de hambre mientras que en el Capitolio nunca se morirían de hambre, además oí por la televisión (no sé si será verdad) que si te bebías un líquido ese te hacía vomitar y así poder seguir comiendo, tan solo pensarlo y me dan arcadas, pero no me apetece hablar del Capitolio. La gente que se moría era porque no querían que ni sus hijos ni ellos jugaran a los juegos, y pensaréis pero si solo son unos juegos, pero estos juegos no son normales si no que en estos juegos te hacen intentar matar a los demás concursantes que suelen ser a partir de 12 años , y también intentar que los demás no te maten por que harán todo lo posible por intentar matarte. Parece una guerra pero tan solo es un programa inventado por el presidente Snow, hay a veces que me gustaría que le diera un infarto y se muera a ver no le deseo la muerte a nadie pero es que Snow se pasa de villano. A las familias que se apuntan a la selecta para que puedan ser elegidos e ir a jugar a los juegos del hambre les daban comida aunque normalmente era podrida y pasada , igual alguna vez les daban comida buena pero sería pocas veces.

Me fui al puesto de Sae la Grasienta y ella como siempre me pregunto por mi madre aunque la hubiera visto el dia anterior, tenían una buena relación. Sae me puso la comida y de repente por detrás oí:

-¡ Bu! Y alguien se me subió encima dando un salto y bajándose al momento.

Era mi mejor amiga Katnis, ha sido mi mejor amiga desde que eramos pequeñas. Nuestras madres siempre han sido muy buenas amigas y como muchas veces quedaban para charlar o tomar te y como quedaban muy a menudo nos conocimos y luego coindimos en el colegio y eramos inseparables (¡ y seguimos siendo inseparables!)

Nuestros padres tanto el padre de Katniss como el mio trabajaban en minas de carbón, un día no se que paso ( mi madre nunca me lo ha podido explicar por que siempre se echa a llorar) que la mina explotó y mi padre y el padre de Katniss fallecieron.

Faltamos al colegio unos dos meses y nos apoyamos mutuamente por que nos había pasado lo mismo, nosotras ya lo fuimos superando aunque siempre nos pusiéramos tristes al hablar de ellos, las únicas que no lo superaron fueron las madres.

Katniss tiene una hermana mas pequeña que ella que se llama Primm y yo tengo dos hermanos de la misma que edad que Primm (los tres tienen 12 años) y se llaman Nathaniel y Daniel. Nosotras tuvimos que cuidar de los tres por que las madres aun no habían superado la muerte de sus maridos. Mi madre aun nos llegó a cuidar pero ya era un poco tarde pero lo llegó a superar en cambio la madre de Katniss aún no lo ha superado.

Fuimos al bosque con nuestros arcos y de repente oí:

-¡Lexy! Gritó Katnnis con un águila en la mano.

- Que buena puntería que tienes

- Ya ves hoy he estado mas concentrada

Y nos empezamos a reír las dos. Nos tumbamos en el verde suelo lleno de flores y cerramos los ojos para poder relajarnos. Por nosotras nos quedaríamos a vivir alli , para nosotras el mejor sitio donde estamos mas cómodas era en el bosque.

Estábamos tumbadas cuando oímos una voz masculina que decia:

- Por fin os encuentro aunque debí suponer que teníais que estar aquí.

Abrímos los ojos y era Gale un buen amigo, lo conocimos en el bosque, cuando fuimos Katnnis y yo a cazar algo para la cena lo vimos y nos extraño que estuvieran alguien ahí por que normalmente no suele ir nadie, nos acercamos a el y le preguntamos cosas normales (preguntas que hacemos todos pará conocerles ) y a si nos conocimos y luego por suerte también coincidimos en el colegio y nos hicimos los tres más amigos.

Por la mañana me levante con miedo porque hoy iban a hacer la selecta para elegir quien va a los juegos del hambre. Tenia miedo de que le tocaran a mis hermanos o a Primm, a Gale o Katnnis y a mi también me daba miedo de que me tocara a mi, y tampoco me gustaría que le tocara ni a la madre de Katnnis ni a la mía.

Desde mi casa se oían a los agentes de la paz montando el escenario para la selecta. Salí de casa y me fui al bosque ahí había quedado con Katnnis y Gale, porque igual podría ser la última que nos volviéramos a ver, Gale sacó de su a abrigo un trozo de pan y lo partió en tres trozos y nos lo repartió, nosotras nos pusimos muy contentas por que hacia mucho que no comiamos un trozo de pan y estaba riquisimo.

Gale nos dice con un trozo de pan en la boca:

- Felices juegos del  hambre

Y nos fuimos hacia la plaza donde habían puesto el escenario para hacer la colecta.

Los nuevos juegos del hambre¡Lee esta historia GRATIS!