Capítulo 17

698 44 1

Punto de vista de Billie Joe

Suri- ¿A caso tienes miedo?- yo sonreí y negué

Billie- No, pero caer preso en la noche de año nuevo no es mi intención- dije riendo

Suri- Vamos!! Ven- dijo ella subiendo por las rejas del antiguo parque de diversiones de San Francisco.

Una vez que estuvimos al otro lado caminamos a través del parque.

Billie- La verdad que no recuerdo cuando fue la ultima vez que estuve en un parque de diversiones- dije abrazándola. Ella me sonrío

Suri- Eso es porque te convertiste en una persona mayor y aburrida

Billie- ¿Mayor y aburrida?- dije fingiendo molestia

Suri- Oh! Vamos! Es una broma! Ven- dijo agarrando mi mano

Caminamos a través de todo el parque disfrutando de cada juego que había, por supuesto que no nos subimos a ningún juego, ya que estaba cerrado, pero si disfrutamos del lugar contando anécdotas de vida.

Fue ahí que me entere de que Suri nunca había subido a ningún juego en toda su vida. Ahora mismo deseaba poder prender los juegos y de disfrutar del parque solo nosotros dos.

………………….

Punto de vista de Suri

Suri- No puedo creer que hayas conocido a The Who!!!- grite cuando el me contó una anécdota de su pasado

Billie- He conocido a mucha gente cariño- dijo el en cambio

Suri- ¿Qué?!- pregunte riéndome sentirme observada por largos minutos.

Billie- Nada- dijo el besándome

Nos continuamos besando, ninguno de los dos quería cortar el beso. Lo necesitábamos quizás era una manera de ahogar nuestras penas centrándonos el uno en el otro.

Billie- Creo que deberíamos parar acá- dijo separándome dolorosamente de la calidez de su boca- Si no lo hago ahora no podré parar después

Suri- Quizás no quiero que pares- dije yo en cambio y el abrió los ojos. Supongo que vio determinación en ellos

Billie- Suri- pero no lo deje hablar. Seguí besándolo.

Me tomo entre sus brazos y me llevo a su habitación.

Lentamente sus manos comenzaron a desabrochar cada uno de los botones de mi camisa. Yo seguí besándolo acariciando su cabello y su espalda.

Sus manos se dirigieron a mi cintura y comenzó a acariciarla desenfrenadamente. Su boca comenzó a recorrer mi cuello haciendo un camino de besos siguiendo hacia mis senos.

No podía creer que mi sueño, lo que añoro desde hace muchos años se me estaba haciendo realidad.

Sus manos siguieron su camino hacia mi pollera y lentamente la comenzó a subir mientras su boca hacia un nuevo camino de besos hacia mis muslos, pasando por mi vientre y llegando hacia mi pollera. Comenzó a acariciar mis muslos con presión. Podía sentir como las oleadas de placer inundaban todo mi cuerpo.

Sus manos delicadamente sacaron a mi pollera de su camino. Lentamente saco la presión de su cuerpo sobre el Mio y se saco la camisa el mismo y sus pantalones. Rápidamente se volvió hacia mí y tomo mi cabeza y me beso bruscamente. Me costaba seguir sus movimientos, su lengua entraba y salía de mi boca descaradamente.

La pasión había inundado toda la habitación y ya no había tiempo para arrepentimientos. Ya no había tiempo para volver atrás.

Billie- ¿Estas lista?- susurro con la voz entrecortada y dulce en mi oído. ¿Cómo decirle que no si me hablaba de una forma tan delicada y amorosa pero a la vez llena de placer y salvajismo?

Suri- Si- dije sin dudas.

El siguió besándome mientras sus manos se escapaban hacia abajo, en busca de mi ropa interior. En un movimiento rápido y sin darme cuenta me lo había sacado. Sus manos recorrían mi ser descaradamente mientras nuestros gemidos se hacían más y más fuertes.

El se levanto nuevamente de mi cuerpo para sacarse su boxer dejando a la vista su miembro crecido por la excitación.

Fue ahí que caímos en la cuenta de lo que estábamos a punto de hacer. Pero no tuve miedo. Quería hacerlo. Quería hacer el amor con Billie Joe. Y lo estaba a punto de hacer.

Me saque yo misma mi corpiño quedando completamente desnuda frente a el. El me sonrío y me miro lleno de pasión.

Se recostó sobre mí y nos abrazamos mientras nos besábamos salvajemente. Sus manos se aferraron a mi cintura y presionaron contra su pelvis, mis piernas rodearon su cintura y el hizo que sentara entre sus piernas. Podía sentir una presión sobre mi pelvis, pero antes de reaccionar el entro fuertemente en mi.

Cerré los ojos fuertemente, tratando de soportar el dolor que me provocaba. Billie Joe volvió a recostarme sobre la cama mientras me acariciaba la cara.

Billie- ¿Estas bien?- pregunto el mientras me besaba

Suri- si- asentí. El seguía dentro de mí. Volvió a moverse lentamente pero sin salir de mi interior. Podía sentir como las paredes de mi vagina involuntariamente hacían presión sobre su miembro, provocándome dolor y placer al mismo tiempo.

Billie- Mierda Suri! Vas a matarme!!- grito el en mi oído y comenzó a darle mas ritmos en sus movimientos. Trataba de ser delicado conmigo, pero la pasión lo estaba consumiendo.

Me sorprendí de mi misma cuando desde el fondo mi garganta pedía más y mas. Quería que me llevara lejos que me diera placer y darle placer yo a el. Me oí gritando su nombre una y otra vez mientras las embestidas aumentaban su velocidad.

Su voz ronca por el placer me nombraba a los cuatro vientos. No le importaba si los vecinos nos escucharan. Solo importábamos nosotros dos.

Tomo mi cintura con su manos izquierda y lo empujo contra su pelvis haciendo que su miembro se introdujera aun mas en y provocando que yo empujara mi cabeza hacia atrás. Sus boca fue inmediatamente hacia mi cuello descubierto y lo beso salvajemente. Su mano derecha tomo uno de los barrotes de la cama.

La cama comenzó a moverse fuertemente. Mientras las embestidas me lastimaban y al mismo tiempo me daban un placer nunca antes experimentado.

Sentía como si me estuviera lastimando por dentro, pero para ser sincera no me importaba. El placer, el sentirlo dentro de mí lo compensaba.

Sentí como su semen se esparcía por dentro mío, mientras los movimientos de Billie Joe aumentaban aun mas. Nuestros gemidos estaban al máximo mientras ambos llegábamos a un increíble orgasmo.

Billie- Suri- dijo el mientras apoyaba su cabeza en mi cuello unos minutos después.

Suri- Billie- dije solo para demostrar que lo estaba escuchando

Billie- Hagámoslo de nuevo- dijo besándome profundamente y sin esperar que yo le conteste.

……………..

El sol entraba por la ventana, pero a penas lo pude ver. Cerré los ojos fuertemente al sentir las embestidas que se aumentaban más y más.

Los gemidos de Billie Joe inundaban la habitación. Yo solo aprovechaba y acariciaba su cuerpo descaradamente. Toque cada centímetro de su cuerpo como si fuera la última vez que lo haría. Y el hacia lo mismo.

Sabia muy bien que quedarían marcas en mi cuerpo de lo que hicimos toda la noche, pero no me importaba. Nadie me quietaría lo vivido.

Wild One (Billie Joe Armstrong)¡Lee esta historia GRATIS!