Feliz cumpleaños

17 0 0

'Ha estado bien, ya lo repetiremos... ¿Olivia? ¿Te has quedado dormida? ' PUM. Sólo era un sueño, vaya sueño, qué horror tener que repetirlo. Estoy oyendo a mi madre decir:'despierta, Oli, feliz cumpleaños' mientras me zarandea.

-Mamáaaa... Dejame dormir, son las 9, y es sábado, no más torturaa.

-Pero es tu cumple, tienes a tu hermana y a tus sobrinas en el salón con tus regalos. Ah, y peinate un poco...- Este último comentario lo dijo en un tono más amargo.

No me queda otra que levantarme y recibir a mi familia, y poner cara de sorpresa fingida al desenvolver los regalos que ya me habían chivado. Qué bien. Qué ganas. Qué todo. (...) Me da miedo coger el móvil y ver todas las felicitaciones de gente que me importa una mierda. En fin... Bueno, hace ya desde Año Nuevo que no os cuento qué tal voy con lo mío. No dejo de pensar en ello, y quiero hacer como si no hubiera ocurrido. Estaré un buen tiempo sola.(...)

Ya estamos en febrero, dentro de nada llegará el carnaval y esa fiesta me mola. Pero os juro que esta vez no voy a desfasar tanto como la anterior. Pero febrero también tiene algo malo... Las conferencias de mierda. Y os preguntaréis que de qué narices hablo. Pues de unas conferencias en inglés del instituto, donde debatimos un tema con otro gente de otro instituto y de nuestra misma edad. Y diréis ' pues si suena divertido'... Eso pensaba yo, pero es que todos los años lo mismo, cansa.(...) Ha llegado el día. En fin, voy desganada. Pero luego he quedado con un chico del otro instituto para que me acompañe a casa. Es mono, pero no es mi tipo, y esta vez lo digo sobria, ¿vale? Encima me tengo que desplazar al otro instituto, y no está nada cerca, qué lata. (...) Para colmo mi compañera es muy seria, y no entretiene nada, ya me podría haber tocado con alguien que cayese bien, pero no. Mi suerte es buena de verdad, eeeh, lo estáis comprobando. Todos sentados, todos serios, caras largas a mi alrededor... Ah, mira, ya llegan los que controlan la reunión, también son estudiantes, y muy animados no están tampoco. Hay algún chico guapo, pero no los he visto en la vida. Y mira, hay un moreno de pelo largo, vaya, pensaba que llevarlo largo ya no estaba de moda en los chicos. Será muy vintage. Nada, tío, es feo, censuradle la cara, por favoooor. Espera, qué mala que soy. No es tan feo, el chaval es mono. Y algo guapillo también. ¿Para qué mentir? Es bastante guapo. Y qué ojazos. Oli, por favor, me lo ordeno a mí misma, concentrate en la conferencia.

-Austria, it's your turn. Now you can explain us the situation of your country. You have 5 minutes.-Mierda, ya nos toca, y no he repasado nada. Bueno, el micrófono está colocado al lado del chico guapo y misterioso al menos. Espera, noooo. Qué verguenza.

-Austria thinks that...- Mi compañera empezó. Cuando las dos terminamos de hablar lo que hice fue coger el micrófono y darselo a mi chico misterioso. No sé por qué. Yo la cago siempre, ¿vale? Y me miró en plan 'qué haces', pero me sonrió, eso es bueno. ¡Punto para Oliiiii! (...) Nos dieron un descanso y me acerqué a la gente de mi clase. Me apartó Ismael para hablar.

-¿Qué Olivia? ¿Qué tienes con Pablito?-En ese momento me dio un vuelco al corazón. ¿Ismael sabía la aventura que tuve con Pablo en aquella discoteca? Llegué a decir:-¿Pa-pa-pablo? ¿De quién me hablas?

-No te hagas la bobada, si te estaba desnudando con la mirada cuando estabas antes hablando, jajajaja.- Ahí me di cuenta, Isma se refería al chico misterioso, que ahora ya tiene nombre, Pablo.

-¿Le conoces? ¿De dónde es? ¿Cuántos años tiene?- Me salieron un remolino de preguntas.

-Despacio fiera. Sí, si le conozco porque vive en un pueblo cerca de aquí, en el mismo que vivo yo. Y tiene 16 creo, va a cuarto de la ESO.

(...)

La conferencia estaba a punto de acabar, sólo quedaba votar e irnos. No me apetecía irme. Me apetecía más quedarme y verle un poco más. Sólo un ratito. Estaba ida, os lo juro. Nada concentrada, porque ahora sabía muchas más cosas de él. Y me asaltaban dudas de si yo también le gustaba a él. Espera. ¿Acabi de decir 'también'? ¿A mí me gusta? No puede ser, no le conozco...

-Austria, yes or no... ¿Austria?- preguntó Pablo mientras esperaba la respuesta. Y yo justo aterricé.

-Eeeeeeehh... Yes, yes!- Gracias por ayudar, Sandra, gracias, gracias...

Entonces él de rió porque se dio cuenta de que había estado ausente y mirándole un buen rato hasta que me di cuenta. ¿Qué coño me pasa? Estoy atontada. (...)

A la salida no esperé a aquel chico, simplemente me fui. No me apetecía hablar con nadie. Estaba confusa, y agunstiada. El chico no me gustaba, es imposible, pero, ¿y si no volvía a verle?

El próximo antes de ayer¡Lee esta historia GRATIS!