1. Mudanza.

37 2 0

~Narra Liam~

Hoy me mudo a casa de mis tíos por que me queda mas cerca de la universidad. Realmente pensé en buscarme un piso por los alrededores pero no encontré nada barato y buscando solo una habitación tampoco encontré nada así que la oferta de mis tíos me venía bien pero al principio me negué. No quería vivir en la misma casa que mis tíos pero me dijeron que tenían una planta que no usaban. Les dije que me conformaba con la planta pequeña, por que me habían dicho que tenían tres plantas y que ellos vivían en la grande y para mi la mediana, pero me dijeron que no que la pequeña era de la canguro de mi primo, Steve. Acepte. Tenia dinero ahorrado así que en un principio quise pagarles pero mi madre dijo que ella ya se arreglaría con ellos así que todo mi dinero lo gastaré en comida y material. Además mi madre también me quiere ayudar para que no pase hambre ni esas cosas así que me dará dinero mensualmente. Al principio me negué, claramente, no me podía pagar ella todo, pero ella insistió así que no pude negarme. Además. Dinero de mas nunca venia mal.

Unos amigos me habían ayudado a transportar todas las cosas desde mi casa, en las afueras, hasta casa de mis tíos que estaba en el centro a 10 minutos andando de la universidad. Eso me facilitaba mucho las cosas.

Estábamos entrando por la puerta del edificio cuando ví una chica a los pies de la escalera. No era muy morena de piel, tenia el pelo rizado oscuro atado en una coleta alta y por eso algunos mechones se le habían salido de esta y se los había colocado detrás de la oreja. Llevaba unas zapatillas Vans negras, unos tejanos azules y una camiseta a juego con su calzado que mostraba que iba bien armada.

-Supongo que sois los de la mudanza del sobrino de los dueños. Todo lo tenéis que llevar a la primera planta. Allí abra alguien que os dará la llave. Por favor, no hagáis ruido y no rompais nada. Ah. Y ni se os ocurra subir a la segunda o tercera planta.

-¿Y quien eres tu para mandarnos?-pregunto yo. ¿Esta que se cree? Me da igual quien sea. Además de que nos ha confundido con los de la mudanza. Si que llevábamos ropa un poco cómoda para que no fuese tan difícil pero tanto como para llamarnos pobretones.

-La que ha sido encargada de decíroslo pero a veis tardado mucho y ahora me tengo que ir pero he dejado alguien a cargo de que os de una propina. Si me disculpais y hacéis sitio para que pueda salir.

-Repito. ¿Quien jodido eres y quien te crees para mandarme?

-A ti no te importa quien soy.

-Si me importa y debes responderme- me acerque a ella para darle miedo y que me respondiera.

-¿Y por que debería responderte? ¿Quien eres tu?

-Pues justamente seré el nuevo inquilino del edificio por lo tanto el sobrino de tu jefe así que ya me estas respondiendo quien jodidos eres o conseguiré que te despidan- digo gritándole en la cara. Ella se había mantenido tranquila hasta ahora.

-Pues mira niño bonito soy la jodida canguro de su primo pero como ha jodido y ha tardado tanto en venir va a conseguir que no pueda ir a recoger a su primo de la escuela. Así que apartate tu y tu artesanal de "machos" si no queréis que os aparte yo-dijo ella también enfadada y utilizando ironía en la parte de machos.

Los chicos se apartaron. Supongo que por el hecho de que no querían formar mas follón.

Ella pasa por mi lado y, casualmente, cuando lo hace me golpea con su hombro el mio. Sale por la puerta del edificio. Antes de poder pensármelo dos veces salgo afuera a la calle y miro por donde se ha ido y grito a todo pulmón.

-Marimacho de mierda.

Ella se detiene y se gira.

-Al menos yo tengo un buen par de cojones por que a ti te faltan.-grita ella de vuelta y vuelve a caminar por su camino con unos auriculares puestos. Solté un gruñido y me di media vuelta. Me había ganado esta batalla. Pero solo esta.

Dios. Había pasado ya media hora y ya habíamos subido todas las cajas con mis cosas. Ahora estaba solo en el piso, los chicos me habían dejado solo un momento por que se lo había pedido. En el piso había lo básico: cocina (nevera y armarios vacíos, mañana tendría que ir a comprar algo), lavabo (tenía lo necesario pero también compraría algo), comedor (sofá, televisión, mesa, silla, algún que otro mueble), una habitación grande que tenía una más pequeña hecha como vestidor, habitación mediana que era como para los invitados. Todo estaba vacío pero estaba. Le faltaba un toque y ese toque se lo tenía que dar pero hoy no. Hoy, los chicos y yo, íbamos a pasarla bien y nos íbamos a ir a un club de stripteases. Quedaba a poco de aquí. Unos 20/30 minutos andando y aprovecharíamos eso para beber lo que quisiéramos, al menos yo. No conducir igual a mas alcohol. Mas alcohol igual a mas diversión.

Había pasado unos 5 minutos desde que los chicos se habían ido a buscar bebida cuando siento la puerta del departamento abrirse. Me escondo mas en la cocina desde donde veo la puerta y allí aparece una cosa pequeñita y peludita arriba. Viene corriendo hacia mi y me abraza. Dios. Era Steve.

-Primo Liam.

-Hola renacuajo.

Lo alzo y lo abrazo fuerte. Dios. Lo echaba de menos. Es como si fuera mi hermano pequeño.

-Steve. Estas aquí.

Miro a la puerta y allí esta la chica. Esta acalorada y con la mochila de los power rangers de mi primo en la mano. Miro a Steve y este me da una sonrisa inocente.

-¿Que ha hecho?

-Se ha venido dos calles corriendo solo-dice ella y se agacha para dejar la mochila en el suelo y veo su escote. Joder. Yo se de algo que se esta animando debajo de mis pantalones.

-So. Solamente eso. Ni que fuera tan malo.

-Es malo. Estamos en el centro y pasan muchos coches y no miran por donde van. Imagina que le puede pasar algo. Imaginalo.

-No pasaría nada.

-¿Que no? -responde ella enfadada.

-Es decir. Esta aquí. Esta bien. Ya esta. No hace falta que lo riñas. Además. Solo quería verme cuanto antes y por eso a salido corriendo por que tu seguro que con ese culo de marimacho no puedes andar deprisa.

Veo como se tensa y va a decir algo cuando mis tíos entran por la puerta. Salvado por la campana.

-Liam. Sobrino. Que alegría verte-exclama mi tía al verme.

El resto de la hora se pasan entre besos, abrazos, charlas entre mi familia y yo y miradas de odio entre la canguro y yo. Por cierto. Aun no se como se llama.

NB (Niño Bonito) Liam Payne.¡Lee esta historia GRATIS!