*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Bien, bien. No había dicho mucho (lo que en el fondo agradecía) pero había sido suficiente para hacerla dudar de nuevo.

“Estúpido Jared, estúpida yo”, pensó aún sentada en la entrada de la casa.

Sintió deseos de fumar. ¿Hace cuánto no fumaba? ¿Ian tendría cigarrillos?

No, Ian no fumaba.

Demonios.

Apoyó su cabeza en la puerta y estiró las piernas, su cuerpo se sentía derrotado. Pero no quería ir a la cama.

De pronto las luces de un coche hicieron que se encandilara y debió cubrir sus ojos con su brazo mientras con el otro se apoyaba de la pared para ponerse de pie.

El motor se apagó.

Jared bajó y caminó decidido hasta ella.

No habló.

Solo la miró.

Y la beso…

Un beso de necesidad, un beso de perdón y de deseo, un beso en el que le decía cuanto quería estar con ella. Un beso que Lucianna sintió verdadero. Un beso que hizo que sus piernas temblaran y que su respiración se entrecortara. Un beso que los hizo gemir. Un beso que los llevó a recorrer sus cuerpos con sus manos en señal de reconocimiento. Un beso que hizo que Jared estampara a Lucianna contra la puerta de entrada y que llevó a Luce a enroscar las piernas alrededor de la cintura e Jared. Un beso que los llevó a querer más. Mucho más…

- Luce…- dijo Jared pasando su mano frente a Lucianna- ¿Estás… bien?- Jared no entendía qué pasaba. Lu parecía ida, perdida en sus pensamientos mientras lo miraba. Ni siquiera se había movido cuando él se acercó-

-¿ah?- Lucianna salió de su sueño. Demonios, ¿por qué su cabeza le jugaba esas tretas? Se había sentido tan real, tan familiar, tan jodidamente bien. Tanto que sentía su ropa interior húmeda, y todo había pasado en su cabeza. En su maldita cabeza.

- Que si estás bien… ¿por qué sigues acá afuera?-

-Porque… no es tu problema – dijo con cansancio y apoyando la espalda en la pared. – tú… ¿qué haces tú aquí?- espetó.

- Dije que quería que habláramos a solas, ¿no?- sonrió débilmente.

- Pero, dije que era tarde…- murmuró esquivando la mirada de Jared. No podía mirarlo otra vez. Y debía dejar de pensar en lo que había soñado despierta. Era simplemente ridículo. Hermoso, pero ridículo.

- Sin embargo estas aquí afuera, y no en tu cama- Cama, Jared había dicho cama y sus hormonas de habían disparado. Necesitaba una ducha fría. Demasiadas emociones por un día.

-Buen punto- resopló- entonces, tú dirás…

- ¿No me dejarás pasar?- Lu negó-

- Ian y Emi deben estar dormidos, no quiero que despierten…- Jared asintió-

- ¿cómo está esa diablilla?- dijo al tiempo que se sentaba en la entrada, hizo una seña y Lu se sentó a su lado-

- Bien, está bien-

- ¿ha preguntado por mi?- Lu asintió-

-A veces se acuerda… a veces no…- Jared suspiró-

- ¿y tú?-

-¿yo qué?-

- Nada…- Jared quería saber si ella lo extrañaba, pero era obvio que no. Después de todo estaba con el modelo.

- ¿De qué querías hablar?- retorció los dedos con nerviosismo.

-¿Estás enamorada?- Lu abrió los ojos exageradamente.

- Jared…- él la interrumpió.

- Luce… se sincera conmigo.-

- No, no estoy enamorada Jared. El amor no se da así como así. Conozco a David hace un tiempo, me gusta. Pero no puedo hablar de amor todavía… no de un día a otro-

- El amor sí se da de un día a otro. Pasó con nosotros…-

- Y mira como acabó.- Las lágrimas picaron en sus ojos y sintió la necesidad de desahogarse- Tú engañándome, pensando cosas horribles sobre mí. Tuve que huir por la pena… creí que jamás lo superaría. Y….- se detuvo al notar que lloraba. “Demasiadas emociones por un día”, pensó nuevamente. – merezco una oportunidad. He dedicado mi vida a Emilia, sin siquiera pensar en rehacer mi vida. No he tenido a nadie desde que lo nuestro terminó. Quiero intentarlo con David.

Jared proceso una a una las palabras de Lucianna. Descartó casi todo lo que había dicho, no porque no fuera importante, sino que había algo que no le cuadraba… buscó, pensó y encontró el bache…

- ¿Nadie después de mi?- ella negó secando sus lágrimas- Entonces… ¿él padre de Emilia?

A little piece of heaven, a little piece of you¡Lee esta historia GRATIS!