For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Finalmente ludmila y thomas aparecieron por entremedio de la gente con los helados, se acercaron a nosotros y nos dieron a cada uno el suyo, así nos quedamos un buen rato, claro que yo casi no hablaba, tenía muchas cosas en que pensar, no me di un cuenta cuando ambos se estaban despidiendo de nosotros, había pasado bastante rápido, ludmila y yo nos paramos para despedirnos, cuando finalmente se fueron, ella me quedo mirando

Ludmila: que te pasa- me dijo un poco seria

Federico: a mi nada porque

Ludmila: ay federico te pensas que soy tonta, crees que no lo note, has estado callado todo el rato que estuvimos acá, con ellos, que te pasa

Federico: ya te dije que nada

Ludmila: porque no me queres decir

Federico: no te dijo, porque no me pasa nada

Ludmila: porque me seguís mintiendo, te conozco, se que te pasa algo

Federico: pues creo que no me conoces tanto- le dije enojado

Me pare tomo algunas cosas, solo deje lo que era de ella

Ludmila: a dónde vas- me dijo mientras se paraba

Federico: a casa, no quiero estar acá- la mire y me fui rápido

-Narra ludmila-

Pero que le pasa, no entiendo porque no me quiere decir, yo sé que si tiene algo, lo peor es que ahora se la agarra conmigo, y me dejo sola en la playa, y ahora que me acuerdo no sé como volver, no conozco esta ciudad, ni si quiera me acuerdo del numero de la casa, ni la calle, nada, espero que se acuerde y me venga a buscar, pero si no lo hace, mejor empiezo a caminar

Después de unos minutos estaba totalmente perdida en medio de la plaza, no sabía dónde estaba, me empecé a asustar, se estaba asiendo de noche y todavía no sabía cómo volver, me senté en un banca para pensar y haber si me acordaba de algo, no me di cuenta cuando la luz del sol ya estaba por esconderse entremedio del mar, me puse más nerviosa aun, solo quería que fede apareciera y me llevara a casa…

-Narra federico-

Cuando llega a casa, me fui a dar una ducha, luego comí algo y me senté en el sillón a ver una película, de vez en cuando veía mi reloj, ya que ludmila aun no regresaba, pensaba que había salido a caminar, o simplemente no quería venir aun, pero cuando la película ya había terminado y casi ya no había luz del sol, me empecé a preocupar, ella ya tendría que haber vuelto, a aparte que le da miedo estar afuera sola, y más de noche, será que le paso algo, ah, soy un tonto ella no sabe volver, se me había olvidado, de seguro se perdió, mejor la voy a buscar, tome algunas cosas y me subí al auto, recorrí varios lugares pero no la encontraba, fui a la playa y nada, se me ocurrió pasar alrededor de la plaza…

Ya era de noche y yo seguía sentada ahí, necesitaba preguntarle a alguien, no podía pasar la noche ahí, además ya empezaba a hacer frio, lo que más me duele es que al parecer a fede ni le importo que no haya vuelto, eso me pone mal, me pare de la banca y comencé a caminar, de la nada vi a un auto que pasaba por ahí, era idéntico al de fede, lo mire mejor y si, definitivamente era él, Salí corriendo lo más rápido que pude hasta que el auto se detuvo frente a la plaza, lo vi bajar del auto, pero el aun no me veía, así que le grite

Ludmila: FEDE!!!, FEDERICO!!!- me quedo mirando preocupado, yo solo corrí hacia el

Cuando llegue lo abrace lo más fuerte que pude, estaba tan feliz de verlo, el también me abrazaba, de seguro se había preocupado, lo mejor era que no se había olvidado de mi, cuando nos separamos me quedo mirando y me acaricio la cara

Federico: perdóname- me dijo triste

Ludmila: no importa, lo importante es que estas acá

Federico: si, pero te deje sola, en esta ciudad que no conoces

Ludmila: bueno eso sí, pero me alegra que me hayas venido a buscar

Federico: fue difícil encontrarte, busque por todas partes, que bueno que decidí venir a la plaza

Ludmila: bueno, vamos, porque tengo hambre, tengo frio, me duelen los pies, y necesito darme una ducha- fede se rio y me dio un tierno beso, luego me tomo de la mano y me subió al auto

Ludmila: porque te fuiste tan enojado- le dije mientras conducía hacia la casa

Federico: ehm…no me fui enojado

Ludmila: fede…no me mientas, estabas enojado, porque

Federico: está bien, si estaba enojado, pero no era con vos, era ese chico

Ludmila: quien, thomas

Federico: si ese, su hermana me dijo que te encontraba linda, y pues me puse celoso, vos sos mi novia, además no sé como hace pero siempre encuentra la manera de hablar con vos y que estén juntos

Ludmila: ay fede, no te enojes, yo te amo a vos y a nadie más, además nos quedan pocos días y nos vamos, hay que disfrutar

Federico: si tenes razón, pero disfrutare mas, cuando estemos a miles de kilómetros de ese chico

Ludmila: ay pero que celoso que sos

Federico: que te gusta estar con el

Ludmila: solo somos amigos, mejor dejemos de hablar, porque no quiero que otra vez me dejes abandona por ahí

Fede me miro y sonrió, hasta que finalmente llegamos a casa, tomo una ducha, comí algo y me acosté con fede

bueno primero que todo les pido perdon por no subir capitulo todos estos dias, estaba acupada,ya que vino mi madria de francia con sus hijos y tenemos que estar con ellos, pero ya estoy de vuelta, espero que les guste el capitulo, voten y comenten para seguirla

la verdad es que el dia viernes no tenia muchas ganas de escribir, no me podia creer que todo llegaba a su fin, pero de apoco lo voy superando, pero aun no lo logro, sera un año dificil, bueno que pasen un dia espectacular, chao

una nueva historia (fedemila)*terminada*¡Lee esta historia GRATIS!