No sabia que Gerard tenia una hermana, y menos que esta fuese adoptada. Otra de las muchas cosas que no sabia de Way.

-Entonces... ¿Que hace ella ahí? -pregunte

-¿Huh? -al parecer ni atención me había puesto. Idiota.

-¿Que hace tu hermana trabajando en el restaurante de tu padre? -rode los ojos.

-No lo se... -

Contesto sin mas.... Pose mi atención en otra cosa, que no fuese Gerard.

-A ella le gusta hacerse cargo de todo esto, le gusta todo lo relacionado con la comida-hablo de repente, con una sonrisa tierna, logrando obtener mi atención.

-Ya veo .... -ladie mi cabeza.-Se ve que es muy atenta tu hermana, además de Hermosa -sonrei, tal vez me gustaria ver a Way furioso.

Nina realmente era hermosa, un largo cabello rubio, su piel era igual de blanca y pálida como la de Way, y unos hermosos ojos verdes. No era de esas típicas chicas rubias huecas...

-Dejemos de hablar de mi hermana -pasaba sus manos por su rojizo cabello, al parecer se había desesperado.

Sonreí con ironía, había logrado impacientar a Gerard.

-Okey -rode los ojos, con un toque de fastidio falso.

La cena había estado deliciosa, y ni hablar de la amabilidad de la Hermana de Gerard, la chica estuvo al pendiente de nuestra mesa, algo que me pareció muy lindo de su parte. Habíamos hablado un buen rato, Nina intercambio numero telefónico conmigo, al parecer Gerard se había molestado. Irónico. Sus celos se hacían notar a kilómetros.

No tendría porque haber estado celoso, yo solo le quería a él, así todo tonto, pero le quería.

-Vamos, Anthony, se hace tarde -me fulminaba con la mirada.

-¿Tarde? ¿Para qué? -conteste arqueando la ceja.

-Pues... -se rascaba nerviosamente la barbilla -Ya tu sabes -me guiño el ojo

¿Saber? ¿Que demonios pasa con Él?

-No entiendo ni media palabra Way -

-No sabia que ustedes dos se traían algo en mano -hablo Nina con una sonrisilla picarona.

-Oh no... A mi me gustan las vaginas -Ni yo mismo me había creído capaz de decir semejante cosa.

-Oh... Valla... Y tan bonita pareja que hacían ustedes dos -el tono de voz de Nina era de ¿Decepcion?

-Yo no lo creo así -que alguien me cierre la bocota, ¡por favor!

Sabía que Way seguía presente, pero no me importaba decir aquello, las palabras salían por si solas.

-¿Porque decís eso Franki? -Pregunto Nina.

-Tu hermano y yo -me señale con el dedo índice -somos muy diferentes ¿Entiendes? -

-Lo diferente se atrae -

¡Oh Valla! Eso en cierta manera era cierto, Way me atraía... Demasiado, diría yo.

No conteste nada.

-Gracias por todo Nina -Hablo Gerard con un poco de tristeza en su voz, me dolió de cierta manera -Te veo luego pequeña -Le sonrió, saliendo del restaurante dejandome atrás ¡Solo!

Corrí a alcanzarlo, sabia que algo estaba mal, y ahora me arrepentía de las estupideces que había dicho.

-¡Hey, esperame! -

Gerard detuvo su paso, cabizbajo.

-¿Que sucede Gerard? -pregunte. Aunque sabia la respuesta. Soy un completo idiota...

Hubo un tremendo silencio.

-Nada -rompio el silencio con frialdad.

Me declaro culpable. Que alguien me mate por favor.

-Oye -le tome del brazo, pero así como lo tome, se sacó de mi agarre.

-¿Que quieres? -pregunto con frialdad de nuevo, no había expresión en sus ojos.

-Nada -agache la mirada.

-Bien -siguio su paso, dejandome de nuevo atrás. Solo le seguí.

Hubiese deseado jamas haber aceptado su invitación... O jamas haber dicho semejantes estupideces... Pero el "Hubiera" no existe.

Llegamos al departamento, Gerard entro y se adentro en su habitación, mientras yo, me quede parado en el umbral de la puerta. Triste y culpable.

-Perdoname Gerard -dije en voz baja, dejando caer mi peso contra el suelo. Quedado sentado en el suelo, varias lágrimas rodaban por mis mejillas. Me sentía culpable. Estúpido.

¿Amor u odio?¡Lee esta historia GRATIS!