La historia del equilibrio 2/2

6.6K 345 23

Quinto  capitulo

La historia del equilibrio 2/2

P.O.V Maddie


Tengo a Nicklaus Mikaelson sobre mi cabeza.

Literalmente.

Lo estoy levitando con mi magia para que aprenda a no hablar de más.

Kol y Rebekah se burlan de él.

- Entendí el mensaje, puedes bajarme amor.

- ¿Cómo se dice Klaus?

Dije con voz de niña pequeña.

Suspiro exasperado.

- Lamento haber insultado a tus ante pasados, ya podrías bajarme.

Tosí falsamente.

- Por favor.

Dice forzadamente.

Realmente no le agrada disculparse y menos ser sometido por una chica, más joven que él.

- Bien.

Lo solté y azoto contra el suelo como una bolsa de papas.

Me gruño.

Me arrodille frente a él, tome su mentón para que me mire a los ojos.

- La próxima vez que me desafíes o te metas con alguien de mi linaje, flotar por el aire será el menor de tus problemas.

Mientras decía eso delineaba su labio inferior con mí pulgar.

- ¿Entendido amor?

Aleje mi mano y me levante.

Esta en un estado de shock, por que no sea movido un centímetro y sus hermanos también.

Creo que no esta acostumbrado que lo enfrenten.

- Bueno me quede en perdidamente enamorados uno del otro.

Klaus me fulmina con la mirada ahora que salió del shock.

- Mi bisabuela Jade y mi bisabuelo Markos se odiaron al principio siempre peleaban por cualquier cosa, él se volvió prisionero de la familia de ella, por intentar ver como hacían los objetos oscuros.

- Linda manera de conocer al amor de tú vida.

- Silencio o vuelves al techo.

Levanto las manos en símbolo de paz.

- Bien, ella era muy testaruda, obstinada y odiaba que la gente dudara de sus capacidades.

- Así que es de ahí de donde viene tú carácter.

Golpee su cara con una almohada.

- Tú cállate.

Le saque la lengua y me cruce de brazos.

Él me jalo del brazo y me hizo recostarme en su regazo.

Me beso la frente.

- Mí pequeña niña mala.

- Mí trajeado niño bien.

Nos miramos fijamente, hasta escuchar varios carraspeos muy falsos.

Mire en el otro sofá y resultan ser Klaus y Kol.

- Puedes proseguir amor, o vas seguir distrayéndote con mi hermano.

Rodé los ojos.

- Bien.

La hija de Damon¡Lee esta historia GRATIS!