Narra Zayn

Elige tu camino cuidadosamente porque el futuro es incierto, pero eso es lo que hace la vida emocionante.

Mis ojos se abren lentamente, la luz del día me golpea y hace que entrecierre los ojos, salgo de la cama y voy directo al baño, me doy una ducha y luego me lavo los dientes, seco mi cabello con una toalla, el cual está más largo que lo normal, envuelvo otra toalla alrededor de mi cintura y salgo del baño, busco entre los cajones un bóxer, voy al guardarropa y saco unos pantalones deportivos, una camiseta negra y zapatos deportivos, busco mi móvil con la mirada y decido mandarle un mensaje a Brenna antes de salir a correr.

*Buenos días princesa, espero que hayas dormido bien, pásala bien el resto de este hermoso día, te quiero* presiono el botón de enviar y listo. Busco mis auriculares por toda la casa y cuando finalmente los encuentro, salgo de casa, conecto el auricular al aparato, reproduzco el Álbum Graffiti de Chris Brown y empiezo a trotar.

Duro una hora aproximadamente trotando, por lo que decido volver a casa, cuando voy trotando por el parque un chico un poco más alto que yo llama mi atención, él estaba tirando el brazo de una chica un poco más baja y si mi instinto no me falla ese es el mismo chico que nos observaba a mí y a Brenna en la plaza.

"Suéltame James!"- le grita la chica, el continúa tirando de ella, la está lastimando.

"Te ha dicho que la sueltes"- me atrevo a decir detrás de ellos, el chico se da la vuelta y me fulmina con la mirada, miro el rostro de la chica quien tiene una mueca de dolor, éste tipo sea quien sea le está lastimando las muñecas.

"Sigue tu camino idiota, no es de tu incumbencia lo que pase entre nosotros"- riñe como era de esperar.

"A ver cabrón" -le digo acercándome más a él, rascando el puente de mí nariz.

"Ella te ha dicho que la sueltes, las estás lastimando, si no la sueltas ahora, me temo que te las veras conmigo"- lo provoco.

"Qué me harás, me vas a pegar?"- dice el desafiante, la chica me mira y de sus ojos brotaban lágrimas, estaba realmente asustada, ella me pide ayuda sin emitir sonido alguno.

"No exactamente, puedo hacer que te arresten por agredir a una mujer, lo puedo hacer en cuestión de segundos"- le digo manteniendo la mirada en sus ojos, él se queda callado y apretaba los labios en una fina línea, todos sabemos que usar a la policía como excusa es una estrategia, ya que probablemente yo soy el que más problemas tendría con la policía.

"Desaparece"- le digo y éste se va furioso.

"Estás bien?"- le pregunto a la chica.

"Si gracias... por ayudarme"- dice ella entrecortada.

"No es nada, cuídate de esa bestia"- le digo antes de seguir mi camino. Solo tuve que cruzar la calle, en cuanto llego a casa me baño, al salir del baño escucho el sonido de mi móvil, tomo el teléfono entre mis manos y me tumbo en la cama, Brenna estaba llamando.

~Hola hermosa~ le digo.

~Por fin!, te he llamado 3 veces cariño, ya me estaba preocupando~ dice ella.

~Solo estaba haciendo algo de ejercicio, no tenías por qué preocuparte~ le digo esbozando una sonrisa.

~Oh, cómo estás? ~ pregunta ella.

~Ahora mismo desnudo, ven a hacerme compañía~ le digo mordiéndome el labio inferior a sabiendas de que ella no puede verme.

~No me refería a eso, eres un pervertido ~ esperaba que ella dijera algo como eso.

Scape | Z.M¡Lee esta historia GRATIS!