Capítulo 20

3.1K 231 8

Una semana después.

PUNTO DE VISTA DE CRYSTAL

Todo ha cambiado de repente, y para mal.

Podría intentar solucionar mis problemas... O puedo seguir huyendo de ellos durante un poco más. Recuerdo haber oído en alguna parte que el 80% de los problemas se solucionan solos. También estoy bastante segura de que esto es totalmente mentira.

Empecemos por mi familia. Mis padres están muy raros. Pero cuando digo "muy raros" me refiero a muy muy raros. Es como que sólo me hablan cuando es necesario, pero cuando lo hacen me hablan con increíble amabilidad. Con mi hermana actúan de manera normal, y estoy segura de que ella no está implicada en este plan maléfico que no entiendo de mis padres.

¿Parece un sueño verdad? Que tus padres te dejen en paz. Puede, pero a mí me está volviendo loca.

Mi teoría es que están esperando a que haga algo, el problema es que no sé el que. Probablemente tenga que ver con la fiesta, ya que desde ese momento fue cuando empezaron a comportarse raro, pero no se que quieren que haga.

En cuanto a mis amigos... Estoy huyendo. No tengo el valor suficiente para saber que va a pasar cuando hable con ellos. Les veo de vez en cuando en las clases, evito cualquier clase de contacto visual.

La única vez que miré a alguno de ellos fue a Dylan. Crucé una mirada con él, pero en seguida la aparté la vista y se dio cuenta que intentaba evitarle, así que no me volvió a mirar, o al menos eso creo.

Con Ashley no tengo ni idea de que tengo que hacer. El caso es que la juzgué aunque yo fuera su mejor amiga, y se supone que tendría que disculparme, pero una parte de mí no quiere hacerlo.

A Dylan, tengo miedo de dirigirle la palabra. ¿Qué se supone que pasa entre nosotros? Le besé, pero no sé si era porque estaba borracha. Él me besó también pero él estaba sobrio, al menos eso creo. ¿Lo volvería a hacer ahora mismo, totalmente consciente de todo? ¿Me gusta Dylan?

Y la principal razón por la que no hablo con Anthony es porque siento que si hablo con él tendré que hablar con Dylan y Ashley. Creo que se siente mal por haberme dejado sola en la fiesta, y tampoco me extraña, terminé desmayándome, aunque no sé si él conoce esta última parte.

No sé nada de ellos. No sé si se hablan entre ellos, o si me están ignorando también, o si han pensado en hablarme...

Cuando voy por los pasillos del colegio, no miro a nadie por miedo a cruzar alguna mirada con ellos, y me hace sentir bastante sola. Pero es mi culpa, porque podría hacer algo al respecto. Podría preguntarle a mis padres qué les pasa, y podría hablar con Anthony, podría preguntarle a Dylan por el beso, y podría disculparme a Ashley. Pero no lo hago. Porque tengo demasiado miedo a enfrentar mis problemas.

Así que no me doy pena.

La única persona con la que hablo de verdad es mi hermana Allison. Por eso ahora paso más tiempo con ella. No me parece correcto empezar a hablar con mi hermana justo cuando no tengo nadie más, pero sinceramente, ahora no tengo tiempo para preocuparme si lo que hago es puro egoísmo.

***

El domingo salí a dar una vuelta en bicicleta para alejarme de mi casa. No me siento nada cómoda con mis padres actuando como locos, así que me mantengo fuera el más tiempo posible.

Estaba acabando el otoño, y el suelo estaba lleno de las hojas que se habían caído. También hacía bastante frío, por lo que mi nariz estaba totalmente roja y a punto de congelarse.

Estaba pasando por un paso de cebra cuando me fijé en un bloque de apartamentos. 

Anthony vivía allí.

¿Por qué no sonríes?¡Lee esta historia GRATIS!