Capítulo 2

135 8 4

"24 de septiembre del 2128. 17:15.

Me han llevado a mi habitación y me mandaron a acostarme. Sin embargo, pienso escribir todo lo que me suceda cada vez que vaya a mi cuarto. No me puedo quejar de esto. Al fin y al cabo, era lo que deseé, ¿no? Aunque claro, no puedo exigir menos disciplina. La vida militar no es así.

Un viento abrasador le atizó en la cara a Kevin, que estaba inconsciente. Al despertar, no recordaba nada de lo que pasó anteriormente, pero se quedó atónito al ver el paisaje que tenía a su alrededor: estaba situado en un páramo desértico que parecía un cementerio de aviones porque habían restos de aviones. Sin embargo, Kevin examinó uno de los aviones que estaba en un estado más decente y no reconocía el modelo.

-¿Y esto?- preguntó. - Nunca he visto un avión con todo esto...

Aquel avión desde el interior tenía únicamente una mesa de comandos, pero sin ningún botón. No había nada más. No había indicios de que haya habido un piloto dentro. Ni siquiera por fuera parecía algo que estaba acostumbrado a ver. Aquel avión estaba destrozado y hundido por el ala izquierda, pero se podía ver que tenía una forma de rombo. Las alas eran triangulares, pero no tenían turbinas, ni siquiera rastros de que hubiera habido turbinas. En su lugar habían una especie de propulsor interno que estaba escondido por una placa levadiza.

-No me digas que estoy en los restos de una escena de una película post-apocalíptica o algo así.- Pensó en voz alta.

Siguió andando mientras contemplaba el paisaje. No se veía nada a lo lejos. Ni al norte, ni al sur, ni al este ni al oeste. Tan sólo maquinaria rota, piedras, tierra y más piedras. De pronto, divisó algo que estaba lejos.

-¿Una... una torre?- preguntó. -¿Será que...?

Kevin fue corriendo como pudo. Entre el calor y todos los escombros, era difícil correr. Pero, se detuvo en seco cuando vio algo extraño.

-Un brazo...- dijo Kevin mientras observaba aquel brazo. -¿metálico? ¿Y con un acabado en forma de gatling?

Aquel brazo que vio le llamó mucho la atención, así que lo cogió. Era algo pesado, pero pudo seguir sin problemas. Finalmente consiguió averiguar el origen de aquella torre. Provenía de una especie de ciudad pero de aspecto deplorable.

Rebellion¡Lee esta historia GRATIS!