Cap. 10

3.9K 152 1

"Parece que ella opta por permanecer en silencio." Chen bombeaba su po*lla dentro y fuera de su boca y ella chupó y lamió el eje. Él sabía tan bien como Chanyeol  lo hizo y olía a fresco aire libre.

Chanyeol  empezó a arrastrar las correas de piel de ante del flogger por la espalda hasta su **** en una caricia que la hizo gemir alrededor de la po*lla de Chen . Chanyeol se deslizó a través de las correas de cada mejilla de su culo y el tapón anal

En este momento el tapón se sentía tan erótico, el arnés frotaba su clítoris cuando empezó a moverse un poco. Continuó deslizando las correas sobre su piel, relajándola, hasta el punto que se olvidó de que iba a azotarla.

Hasta que él hizo chasquear las correas a través de su cul0 y ella gritó alrededor de la polla de Chen.

Continuó metiendo la polla en su boca mientras ella se movía por el dolor. Chanyeol  frotó los dedos sobre el punto caliente que acababa de azotar y se encontró con que el dolor en realidad estaba empezando a sentirse bien.

Chanyeol azotó el flogger en su **** en varias ocasiones, cada vez frotando la zona que había golpeado antes de azotarla otra vez. Chen liberó su cabello y se agachó para apretar retorciendo sus dos sensibilizados pezones. Sus ojos se llenaron de lágrimas por eso y la flagelación, pero lo que realmente le provocó esas lágrimas fue darse cuenta de cuanto deseaba a estos dos hombres.

Lo mucho que quería que ambos la follaran.

¡Dios! Nunca había soñado con estar con dos hombres. ¡Al mismo tiempo! Dos muy calientes, calientes, calientes hombres.

Y estaba tan cerca de venirse. La correa del arnés se frotaba con fuerza contra su clítoris y con la polla de Chen en su boca y Chanyeol  azotándola, ella se retorcía. Tan, tan cerca.

Chanyeol se inclinó sobre su espalda y arrastró sus labios sobre la curva de su oreja.

—No te vengas, bebé, o conseguirás otro castigo.

_______ gimió.

Chen sacó la polla de la boca de _______ y ella miró a sus magníficos ojos.

—¿Has dicho que la esclava tiene otro castigo pendiente?

—Ella no hizo lo que se le dijo. —Empezó a desatar las ligaduras de sus tobillos y ella se hundió con alivio. Estaba empezando a sentir calambres.

—Entonces, ¿Cuál será su siguiente castigo?

Chen se levantó, metió su pene muy erguido y las bolas de nuevo en el pantalón del uniforme y miró el equipo en la habitación a su alrededor.

Mientras tanto, chanyeol liberó sus muñecas y abrió la parte del cepo que había retenido su cuello.

Rodó sobre su cadera y se sorprendió cuando ambos hombres se arrodillaron a su lado. Chanyeol  le frotó los tobillos mientras que Chen se mudó a su espalda, llevándola entre sus brazos. Se relajó en él mientras le frotaba el cuello, luego sintió la dureza de su pene pegado a su espalda.

Chanyeol se levanto de modo que estuvo a caballo sobre ella, las rodillas a ambos lados de sus caderas. Ella contuvo la respiración mientras los hombres la sostenían entre ellos, la ropa áspera contra su piel desnuda. Los ojos de chanyeol  se mantuvieron en los suyos mientras tomaba sus muñecas y las masajeaba.

Su **** quemaba por la azotaina y el tapón anal se sentía muy profundo ya que ahora estaba sentada en él, y la correa del arnés contra su clítoris estaba volviéndola loca, mientras ellos trabajaban para quitarle la ligera inflamación.

Estaba en el cielo sexual. 

Y de la frustración.

Chanyeol  se inclinó y rozó sus labios sobre los de ella.

Lista para mas señorita grayson?

_______ dio un suave gemido.

—Sí, profesor channie  

_______ pensó que iba a morir si no tenía un orgasmo. Si esto no era un castigo, no sabía lo que era.

—¿Qué es lo que decides, Chen ? Chanyeol miró desde donde estaba a caballo sobre _______ para encontrarse con la mirada de su hermano.

—Ella necesita un poco de experiencia en la silla. Chen se levantó detrás de ella al mismo tiempo que chanyeol  lo hacía, llevándosela entre ellos y apretándola de forma que quedó emparedada entre ambos hombres.

—¿No lo cree usted, señorita Grayson?—Chen murmuró a su oído.

_______ se quedó sin aliento.

—Sí, oficial..

Chanyeol movió la boca flotando sobre la suya.

—Has sido una niña muy mala, Srta. Grayson. —Su aliento era caliente sobre sus labios. —¿No?

—Sí, profesor—murmuró, —lo he sido.

Le tomó la mano y la llevó a la silla que parecía un caro caballete de madera de cerezo y cuero. Ambos hombres la ayudaron en la silla de montar de modo que sus pies quedaran en los estribos, con las manos llevando las riendas, la correa del arnés que había estado sobre su clítoris a un lado, y el ******* justo por encima de la ***** de goma.

—Cabálgalo, Srta. Grayson, dijo chanyeol en una voz de mando, y ambos tiraron hacia debajo de ella, de modo que la po*lla empujó en su culo , duro.

Ella gritó, agarrando las riendas apretadas en los puños. El dolor de la entrada de un dispositivo tan grande huyó mientras el placer extremo se hacía cargo. Estaba llena por delante y por detrás con el tapón anal y la polla de goma.

Chanyeol  azotó una mejilla de su **** ya sensible.

—¡Inclínate hacia delante y cabalga!

_______ obedeció, frotando sus pechos contra la cabeza de la silla mientras se empujaba hacia arriba y hacia abajo en el consolador, utilizando los estribos como palanca. Chanyeol  y Chen daban palmadas a cada lado de su **** mientras cabalgaba el pene.

Ella echó la cabeza hacia atrás, sus pechos empujaron alto. Cada hombre apretó uno de sus pezones y gimió. Sin embargo, cuando ambos se inclinaron hacia adelante y cada uno aspiró uno de sus pezones, gritó. No dejaban de abofetearle el ****. Duro.

—Estoy tan cerca—, exclamó _______—¿puedo venirme, profesor? ¿Por favor?

Su pezón se deslizó de su boca caliente y le dio una palmada a su *****.

—No. Cabalga hasta que te den permiso para parar.

Chen dejó de chupar el otro pezón y lo mordió ligeramente antes de liberarlo, y luego le dio un manotazo duro en el *****.

_______ gimió. Era demasiado, ¿cómo podría durar?

Lo siguiente que supo, fue que ambos hombres la estaban ayudando fuera de la silla, y sintió una sensación inmediata de pérdida cuando el consolador ya no estaba. Pero luego decidió que preferiría tener la polla de LuHan profundo en su interior, mientras él la follaba. Maldita sea, teniendo en cuenta las líneas contra sus pantalones, él y su hermano eran grandes. No tenían que preocuparse de que el consolador los eclipsara.

Ahora había dos cuerpos masculinos presionando a ambos lados de ella, con dos pollas, una muy erguida empujando su vientre y la otra justo encima de su *****. Los hombres eran tan altos y grandes que la hacían sentir pequeña y delicada.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Hasta aqui el maraton mis niñas espero les haya gustado. Perdón si no lo subí no había tenido tiempo u.u bueno... shao._./

Tomando lecciones.¡Lee esta historia GRATIS!