Capítulo [Parte II]

903 43 2

Antes de empezar el capítulo quiero decir que voy a hacer la re-edición de la historia yo. Bueno, buen día a todos y disfruten el capítulo.

Canción: The Scientist [Codplay]

______________________________________

Salí de mi casa rumbo a la peluquería a eso de las 5 de la tarde.  Mis nervios aumentaban más con el paso de los segundos y eso hacía que recorriera todo mi cuerpo con nerviosismo e incluso mi piel se ponía de gallina. Cerré los ojos y me puse a pensar... ¿Cuanto tiempo había pasado desde que yo soñé con este día? Mucho tiempo. ¿Desde cuando soñe esto? Desde que tenía siete u ocho años. ¿Va a ser el mejor día de mi vida? Definitivamente.

Sonreí cuando llegué al salón. Gracias a dios era un lindo día, no había ni una sola gota de nube y el clima estaba lindo, para estar en pleno invierno. Salí de el auto y me recibió mi peluquera que tenía desde joven. La saludé y entramos junto con mi mama. Mi papa y mi hermano debían volverse al salón para arreglar unos detalles y después irse a casa para preparase, asi que antes de bajarme les di un lindo abrazo.

        [No sé como narrar el proceso de peluquería, pero imaginenselo como quieran]

Me encontraba sentada frente al espejo mientras Bruna, mi peluquera, me planchaba el pelo. Me miraba y veía a travez de esa chica una jovén feliz, feliz porque hoy está cumpliendo una etapa importante de su vida. Detras de esa chica maquillada, peinada y sonriendo me encuentro con la Ana que hace unos años sufría de bullyng, por ser gorda. Me costó superar ese pasado y hoy, junto con la Ana de ahora, vivimos cada momento como si fuera el unico e inolvidable. Me alegra saber todo lo que logré.

Luego de 3 horas y media de haber tratado mi pelo y peinado [imaginensé el peinado que quieran chicas ♥] era la hora de maquillarme. Lo hicieron con tonos claros y que no fueran tan llamativos, me gustaba ser sencilla. Como ya estaba de noche y pronto vendría mi tio a buscarme para llevarme a hacer la sesión de fotos, corrí a el vestuario detrás de la peluqueria para ponerme el vestido. 

Le dije a mi mamá que iba a vestirme sola, pues necesitaba un momento para mi. Me saqué la ropa que llevaba puesto y dirigi mi mirada hacía el colgador donde estaba mi vestido listo para usar. Sonreí y lo agarré. Volví al frente del espejo pero me quede a espaldas de este para no poder verme aun. Me coloqué lentamente el vestido y los hermosos zapatos. Me lo acomodé para que quedara perfecto. Conte hasta tres para poder girar.

-Uno -Comencé y cerré los ojos.

-Dos -Susurré lentamente.

Me di media vuelta.

-Tres -Terminé de dar la vuelta y abrí los ojos lentamente.

El vestido color rosa pastel quedaba hermoso, los zapatos quedaban calcados a mis pies... estaba, estaba hermosa. Los detalles de perlas brillantes hacian juego con mi pelo que tenía un adorno brilloso. 

Sonreí y pequeñas lagrimas comenzaron a caer de mi mejilla. Pero eran lágrimas de felicidad, de orgullo. Porque ahora más que nada, estoy cerca de cumplir mi sueño. 

Fui a mi bolsa personal y agarré un pequeño estuche. Lo abrí y ahi se encontraba el collar, si, el collar que me habia regalado daniel hoy. Lo agarré y me dirigi de nuevo al espejo, me miré y me puse el collar de diamante. 

Era hermoso, demasiado precioso. Volví a derramar unas lágrimas pero rápidamente las sequé.

Mamá abrió la puerta y me di vuelta para mirarla. Ella sonrió y me abrazo cuidadosamente.

-Estas hermosa, eres toda una princesa- Dijo ella mirandome.

Princesa, esa palara hizo que me estremeciera. La miré y sonreí.

No me importa la distancia ¡Lee esta historia GRATIS!