4

13 5 0

Querida Mía:

Hoy te pedí tu mano, te pedí ser mi novia y aceptaste. Estoy contento, al fin puedo besarte, lo eh deseado mucho. Tus labios encajaban perfectos en los mios. Mi idea era bajarte la luna pero no puedo..., si pudiera te regalaría un viaje a París pero no tengo dinero. Juro llevarte a las estrellas cada día y hacerte sentir una princesa, por que lo eres...

CARTAS PERDIDAS¡Lee esta historia GRATIS!