Capitulo 1: El despertar

65 4 3

Ruben P.O.V

Me desperté de golpe. Miré el reloj, eran las 10 de la mañana. Joder, era demasiado pronto. Volví a cerrar los ojos pero no conseguía volver a dormirme, no me podía quitar de la cabeza la imagen de aquella chica que no hacía más que irrumpir en mis sueños durante los últimos meses. Me froté los ojos y resoplé.

Volví a hacer memoria del sueño. Recordé la imagen de aquella chica a lo lejos, mirandome, alzando la mano como si esperase que se la cogiese, y por más que yo intentaba acercarme, nunca conseguía llegar a ella. Era desesperante soñar con eso una y otra vez, no saber porqué aparecía esa chica cuando no sabía ni quién era. Y lo peor es que me afectaba más de lo normal. Mangel me llama loco porque dice que esa chica no existe, que es fruto de mi jodida cabeza. Pero ¿y si de verdad existiese? 

No, no es posible. Tengo que asumir que es solo un sueño y que tarde o temprano dejaré de verla. Raspberry saltó a la cama y se tumbó sobre mi pecho, conseguí calmarme, los parpados me pesaban y volví a las garras de Morfeo.

___ P.O.V 

-¡____! Despierta de una vez, vas a llegar tarde a clase.- La voz de mi madre me despertó de golpe. Creí que el corazón se me saldría del pecho. Dí varias vueltas sobre la cama, rezando para que mi madre no encendiese la luz de mi habitación y me obligase a salir. Entonces como si me pudiese leer la mente encendió la luz y me quitó las sábanas.- Vamos dormilona, ya verás como hoy va a ser un gran día.

-Claro, como todos los anteriores.-me froté los ojos y me levanté de la cama. Miré el móvil . Nada, no tenía ni un mensaje. No sé porqué narices seguia teniendo la esperanza de que Gabriel volvería a mi vida. Suspiré y fui al baño, me miré al espejo y con un susurro pronuncié: "Mi vida tiene que cambiar. Quiero que algo le de un giro de 180 grados."

Después de la ducha, de vestirme y de desayunar, cogí mi mochila y salí de casa. El frio mañanero se adentró por mis cuatro costados, y no me dejaba pensar. Tenía por delante unas seis horas intensas en las que lo único en lo que pensaría sería en volver a mi casa, encerrarme en mi cuarto y poner Youtube.

Mis amigas de la universidad nunca llegaron a entender porqué me gustaba el mundo de los "youtubers" y por más que se lo intentase explicar, nunca comprenderian todo lo que me habían aportado a través de una diminuta pantalla.

Mientras esperaba al bus recordé la primera vez que vi un video de Rubius, mi ídolo, apenas tenia 100.000 suscriptores, creí que estaba como una puta cabra y que eso no era normal. Y acabé enganchandome, de sus videos y de su sonrisa. Ojalá pudiese conocerlo algún dia...

El pitido de un coche irrumpió en la nube en la que me habia inmerso, volví a la realidad...tan asquerosa como siempre.

Y por fin llegó el autobús.

-----------------------------------------------------------------------

Buenas lectores/as:

Este es mi primer fanfic, asi que si os gusta este primer capitulo hacedmelo saber, ya sabéis que los likes siempre son bienvenidos.

Espero que disfruteis de esta historia tanto como yo...pronto empezará el salseo.

¡Chao, chao!

Lo imposible puede suceder. (Rubius y tú)¡Lee esta historia GRATIS!