8.

208 11 0

Corremos como si no existiera el mañana.Bajamos por una de las calles paralelas al instituto y aunque me duele el costado tengo que seguir corriendo.Hugo corre justo delante de mi y yo voy seguida por Ann que ayuda a Dafne a andar por lo de su esguince y por el rabillo del ojo veo a Carlos y a Edu que ayudan a Rocky a caminar,al verle caigo en la cuenta de que tiene una fuerte herida en el hombro y que deberíamos parar.Sin pensármelo giro a la derecha y me meto en un callejón,los que iban detrás de mi han girado conmigo pero Hugo ha seguido corriendo,supongo que le tendremos que buscar en otro momento.
Gabriela,que iba corriendo a mi lado,se sienta en el suelo y tira el libro a un lado,se la ve frustrada.Yo mientras tanto cojo a Dafne y la siento en el suelo.Ella me sonríe y se acomoda allí mientras me dirige la mirada hacia donde están los chicos que traen en brazos a Rocky.
Le dejan en el suelo y yo me acerco.Tiene una flecha del tamaño de mi antebrazo clavada en el hombro,la sangre le mancha la sudadera que lleva encima y esta muy pálido,la verdad es que me sorprende que haya podido llegar hasta aquí.
-Tenemos que quitarle la flecha y taponar la herida para que no muera desangrado.-digo en voz alta,mas para mi que para ellos.
Con cuidado me siento justo al lado de su hombro y Edu apoya la cabeza de Rocky entre las piernas.Carlos mientras tanto esta cortando un trozo de su camisa y para atárselo a una chaqueta que le esta dando Ann.
Tengo que sacarle la flecha pero se que eso le dolerá así que le hago preguntas para que se distraiga del dolor.
-Dime,¿De que viene el nombre de Rocky?-digo colocando mis manos al rededor de la flecha.
-De Rodrigo.-me contesta y antes se termine la frase yo le he sacado la flecha.
Él pega un grito por el dolor y ahora puedo ver su herida con claridad.
Es poco profunda pero de ella sale mucha sangre.
Con rapidez,Carlos le pone la chaqueta y la ata con el trozo de camisa a modo de torniquete.Rodrigo se incorpora y se apoya en la pared visiblemente cansado.Los demás nos dejamos caer en el suelo tratando que nuestra respiración vuelva a la normalidad.Gabriela es la primera que rompe el silencio.
-Tenemos que movernos de aquí,estarán buscándonos y si nos quedamos aquí no tardaran mucho en encontrarnos.-dice poniéndose en pie,sacudiendose el polvo y volviendo a coger el libro.
-Lo que deberíamos hacer es esperar a que vuelva Hugo,por si no te has dado cuenta se ha ido.Ya sabéis eso de que la unión hace la fuerza pues bien aquí solo somos siete y dos de ellos no están en condiciones de luchar.-dice Carlos poniéndose enfrente de Gabriela cortándola el paso.
-Yo creo que lo que deberíamos hacer es ir a un lugar seguro y que unos cuantos se queden con los heridos y otros salgan a buscar a Hugo y cuando estemos listos vamos a donde el profesor nos dijo.-digo levantándome y ayudando a Ann a levantarse.
Los demás parecen estar de acuerdo y yo se a donde ir.A mi casa.Esta a menos de una manzana de donde estamos.
Me apoyo en la pared y miro por si acaso hay alguno de ellos por aquí.Soy consciente de que mi arma aun no esta cargada pero eso ellos no lo saben y espero parecer amenazadora con ella.Despues de ver que esta todo despejado,todos nos encaminamos hacia mi casa.Las calles no se parecen nada a como estaba el instituto,están desiertas pero no hay cadáveres mi escombros,esta todo en una calma sobrenatural,los coches están en mitad de la carretera,quietos y sin nadie dentro,las calles están limpias,es como si hubiera sido desalojado.
Cuando llegamos a mi casa,esta como si no hubiera pasado nada,me preparo para darle un empujón a la puerta pero al girar el pomo esta se habré con facilidad.Paso y les invito a los demás a pasar al salón,esta todo como lo deje ayer por la mañana antes de irme al instituto.Los juguetes de mi hermano siguen por el suelo,el periódico de mi padre continúa en la mesa esperando a ser leído y la comida que tenía preparada mi madre sigue en la olla.
Mientras los heridos se tumban en el sofá yo voy al baño y saco vendas,hilo,aguja y pastillas para el dolor.Evito pasar por las habitaciones para no tener que echarme a llorar.Puede que estén vivos,puede que les hayan secuestrado y les tengan es una base,no seria muy agradable pero aun seguirían vivos.
En el salón Ann se dedica a vendar el pie de Dafne,que después de tanta carrera está otra vez peor y yo me dedico a coserle la herida a Rocky,mientras que Carlos y Edu le sujetan para que no se mueva.
Cuando ya están todos curados y hemos revisado si el agua aun se puede beber,nos reunimos todos en el salón para decidir quien se queda y quien se va a buscar a Hugo.
-Yo creo que Ann y Marta se deberían quedar y curarles,son las que,al parecer,se les da mejor esto.-dice Carlos tras beber un vaso de agua.
-Yo creo que deberían quedarse dos que puedan defenderse perfectamente ya que hay dos heridos que no pueden y Marta tiene puntos en el costado.-repone Ann.-Yo me quedo pero debería quedarse un chico conmigo,por si acaso.
-Yo me quedo.-se ofrece Edu.
Gabriela,Carlos y yo cogemos las pistolas que mas munición tienen y les prometemos que volveremos antes del anochecer y que se pasa algo intentaremos ponernos en contacto con ellos cuanto antes.
Con una palabras de aliento de parte de Ann,salimos a la calle y volvemos sobre nuestros pasos al punto donde nos separamos de Hugo.Cuando nos giramos para mirar al callejón oímos un aullido justo detrás de nosotros.

Apocalipsis.¡Lee esta historia GRATIS!