For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Parte 4

8 1 0

Capítulo 4

Luego de clases no me dio tiempo de ir a casa de Cindy, aunque le envié un mensaje diciendo como estaba, me respondió que todo estaba bien aunque no era así, cuando la llamé la escuche muy triste, pero ya era muy tarde como para ir a su casa, pareciendo algo delicado tenía que ir a hablar de ello en persona.

En la cima de la torre observando al atardecer “Posiblemente algo malo va a pasar, déjame vivir esta hermosa ilusión que tengo con Cindy un poco más” Me atraía, realmente lo hacía y mucho, aunque… no estoy seguro de que ella sienta lo mismo que yo.

Al día siguiente, no fui a clases debido a la preocupación que tenía por Cindy, voy a su casa y me encuentro con la puerta abierta, decido pasar y ella está dormida plácidamente, se veía todo muy colorido (Típico de una chica) a punto de irme escucho que me llama, regreso y sigue dormida, aunque me está llamando y está sonriendo mientras lo hace, no tengo idea del sueño que estuviera teniendo pero, me inspiro felicidad, aunque sabía que algo malo estaba pasando, o iba a ocurrir me gustaba verla así. Le deje algo de fruta que había comprado por el camino, de hecho su fruta favorita era esa, aunque no sabía que le gustaba la manzana.

“Muchas gracias (…..) Por esas manzanas, ¡son mi fruta favorita!” Me dijo eso por teléfono con un tono muy alegre, pensé que ayude con algo, aunque también me dijo que irrumpir en casas sin permiso es malo, con un tono algo bromista, yo solo me reí mucho por ello.

Se aproximaban las vacaciones, así que realice varios planes con ella. El cual uno de ellos era ir a un campamento, o ir a una linda casa alquilada cerca de la playa para pasar más tiempo juntos, ya teníamos confianza el uno al otro.

Cindy eligió la linda casa cercana a la playa, pasar un mes de verano juntos, como amigos de momento.

Llego el momento de irnos a la playa, recogimos todo y lo colocamos en el auto rumbo a dicho sitio ocurrieron muchas cosas, aunque nos divertimos viendo el paisaje a través del cristal, era genial esa sensación que tenía.

Nos encontrábamos solos, en la casa, no teníamos nada que hacer aunque Cindy estaba empeñada ir a la playa, yo siempre me mareo un poco cuando ando en auto, así que no me quedo de otra que decirle que no “No pareces estar bien…Te cuidare (…..)”

Yo me sonroje “No, no lo necesito” Puedes ir si quieres, siguió insistiendo en quedarse a mi lado, no me quedo de otra que aceptar, igual en la situación en que me encontraba no debía discutir mucho.

Pensamientos de un iluso¡Lee esta historia GRATIS!