xiv.

35 4 0

A veces me pregunto como sé que tu eres... tu...

No recuerdo como eres,

No recuerdo el sonido de tu voz...

Creo que lo deduzco de tu forma de explayarte, la manera como observas todo.

Creo que llegué al momento de nuestra amistad en la que me es posible reconocerte sin conocerte.

Diario de un Amnésico¡Lee esta historia GRATIS!