*HAY UN ERROR QUE YA EDITE PERO TAL VEZ NO TE APAREZCA LA EDICIÓN PORQUE WATTPAD ES MARICA, GRACIAS A @GABYVALLS POR NOTARLO.

Ya estaba más tranquilo. Seguía destrozado del cuerpo y cada que se movía le dolía haciéndolo jadear y quejarse continuamente. Observo a Louis durmiendo plácidamente en la silla -para nada cómoda- del hospital, y sonrió.

Dicen, que algunas personas repasan y reaccionan, mucho después del problema. A Harry nunca le había pasado, pero en aquel momento, mientras se encontraba internamente solo, repaso lo sucedido. ¿Qué hubiera pasado si Jim hubiera golpeado tanto a Gemma hasta matarla? ¿La hubiese perdido también a ella?

Harry nunca se permitió llorar demasiado por la muerte de sus padres, siempre mostro una sonrisa ya que realmente estaba agradecido de seguir viviendo. Pero justo en ese momento temió perder a su hermana también. ¿Y si la perdía a ella? ¿Y si perdía a Louis?

Estaría destrozado. Se tapó la boca evitando que se escuchara un sollozo que lograra despertar al castaño. No debía llorar, debía de estar feliz porque su hermana estuviera a salvo ahora. Porque Louis estuviera dormido y relajado. Pero se sentía horrible, como si todas las emociones que había estado conteniendo le penetraran como un millón de flechas.

Dejo que las lágrimas descendieran por sus mejillas mordiendo sus labios reteniendo sus sollozos. ¿Por qué estaba pensando de esta manera tan negativa? ¿Habría sido el susto? Tal vez. Pero le dolía en el pecho, no como la 'pulmonía' que estuvo a punto de tener la otra vez, dolía no literalmente en su corazón.

Tú no puedes caer, Harry, ¿Cómo levantaras a Louis? ¿Cómo levantaras a Gemma si ellos caen también? Deja de llorar, pensó. Se tapó su rostro, tratando inútilmente, de controlar su llanto. Pero sus lágrimas no cedían cayendo una tras otra por sus húmedas mejillas. Quito las manos de su rostro y observo a Louis quien ahora tenía sus ojos abiertos.

-¿Harry, estas llorando?- observo, abrió los labios para contestar, pero solo salió un sollozo de ahí y tapo su boca. -¿Te duele algo?- preguntó Louis, ahora alarmado.

-No.

Observo como el castaño se levantó de la silla y con sus brazos encontró la camilla guiándose hasta él. Cuando estuvo frente al rizado busco su rostro y sintió las manos de Harry en su boca. Las apretó ligeramente apartándolas y acuno su rostro mojado y choco ambas frentes ligeramente. Harry lo vio a los ojos. Louis escucho sus quejidos temblorosos. Sus intentos de no sollozar.

-Harry... ¿Sabes que puedes llorar verdad?- dijo. Harry trato tan fuertemente de ignorar el nudo que creció en su garganta. Pero dolía tanto y dejo escapar un sollozo, y abrazo a Louis colocando su rostro en su pecho. Era incomodo ya que Louis estaba parado, pero no se quejó. Harry parecía tan dolido. Tan roto, y no sintió lastima por él. Ambos habían pasado por situaciones realmente dolorosas y lo comprendía.

Harry enterró su rostro dejando que sus sollozos salieran para que fuesen ahogados por el pecho del castaño, humedeciendo su camisa. Dejo que todo saliera de su cuerpo, cerrando sus manos en puños arrugando la camisa de Louis. Harry no vio lo que le dijo. Pero lo sentía en ese instante. -Harry, aférrate a mí.

¿Por qué lloras tan fuerte? ¿Al fin explotaste?

(...)

-Lamentamos que tengamos que hacer esto todos los días Harry, pero queremos saber qué tal va tu recuperación, para mañana deberías ya estar en condiciones para poder irte si las pruebas nos dicen que estas en perfecto estado.

Harry observo lo que el doctor dijo y asintió. Louis reconoció su voz, era el doctor al que le había pedido que lo dejara pasar. Se quedó callado en su lugar escuchando las instrucciones del viejo a Harry.

Veras con mis ojos y yo escuchare con tus oídos. (Larry Stylinson)¡Lee esta historia GRATIS!