v.

61 3 0

Hoy te vi.

Me sonreiste.

Oías música.

Era demasiado ruido.

Entre en pánico.

Me vi obligado a largarme sin dirijirte palabra alguna.

No quería hacerlo...

Perdón.

Diario de un Amnésico¡Lee esta historia GRATIS!