iii.

73 5 0

Hoy me sonreiste.

Murmuraste esas dos palabras con tono de duda.

«¿Me recuerdas?»

En ese momento juro que la esperanza desbordaba de tus ojos.

«

Tu sonrisa emano luz;

Luz que inundo la sala por completo.

Mentí.

No te recordaba.

No te recuerdo.

Pero no me creí capaz de romper la ilusión.

Diario de un Amnésico¡Lee esta historia GRATIS!