#3

1K 147 71
                                              

Día 3: AU Héroe/Villano. "Quedémonos así un poco más".

**

Sakusa tenía un gran problema que tenía nombre y apellido. Atsumu Miya.

A sus veintidós años había aprendido bien a cómo sobrellevarse con gente que no era para nada compatible con él y más cuando se refería a la hora de patinar que era por sobre todas las cosas, su especialidad.

Era uno de los mejores patinadores a nivel nacional y pronto iba a competir para serlo a nivel internacional, era bastante ambicioso, pero si no se proponía tales metas entonces para su mentalidad no había sentido seguir compitiendo.

Sin embargo, a pesar de ser objetivamente tan bueno a la hora de patinar las cosas cambiaban cuando el tema era su manera de manejarse con las personas que le apoyaban o competía, y lo que tenían en común es que ninguno lo soportaba realmente. No es que los culpara, sabía que era una persona difícil que ni siquiera su representante quería tener cerca cuando no estaba patinando.

Era bueno en lo que hacía, con la excepción en su actitud que le hacía ver casi como el villano de la pista.

Y ahí era donde entraba Atsumu.

¡El maldito ni siquiera competía en las mismas cosas que él! ¡No entendía por qué tanta gente llegaba a juntarlos sabiendo que era un jugador de hockey! Aunque claro, la palabra correcta no era juntar, sino comparar. Todo lo malo que tenía Sakusa, Atsumu lo tenía en un formato bueno. La gente no dudaba ni un segundo en comentar por todos lados los aspectos distintos.

Mientras que Sakusa era un malhumorado que apenas sí recibía uno o dos de los regalos que le daban sus fanáticos, y tampoco eran tantos los que llegaba a tener públicamente, Atsumu no dudaba en daba darle cariño a todos y cada uno de los seguidores que tenía. Siempre sonriendo, siempre dando abrazos y aceptando las fotos que le pedían. 

Y no sólo eso, sino que también era bueno en lo que hacía en el equipo y la pista, como si no pudiera ser más perfecto.

No habían llegado a dudar en proclamarlos el villano y el héroe de la pista. Siendo bastante obvio quién era quién.

Sakusa bufaba cada vez que tenía que pensar en él. Lo odiaba, sentía un gran rechazo hacia su persona y no sólo con eso también se le tenía que sumar que era fan del chico.

Le daba vergüenza decir aquellas cosas en voz altas, pero Atsumu era realmente bueno en lo que hacía, era dedicado y ciertamente era guapo con buenas actitudes que nunca se metía en ningún problema innecesario. Era completamente normal que todos, incluso él, cayera por el jugador.

Le estresaba la manera en que sonría a las cámaras y odiaba lo feliz que parecía estar cuando entraba a la pista porque en parte podía sentirse reflejado en estar en un ambiente como ese que era tan propio.

Atsumu mostraba los mismos sentimientos que Sakusa tenía dentro suyo y que no podía demostrar correctamente. La gente no se equivocaba cuando hacían notar las carencias del pelinegro en él, y quizá por eso le dolía tanto ser considerado el villano.

No era verdaderamente su culpa ser como era. No entendía cómo a los demás les costaba tanto ver que una persona no podía cambiar de la noche a la mañana y que obviamente no se iban a notar los cambios si seguían presumiendo las mismas cualidades negativas.

Kiyoomi lo intentó por un tiempo. El ser más como Atsumu y como las personas querían que fuese, pero, ¿de qué servía hacer tanto mérito si estaba incómodo consigo mismo? ¿De qué servía si iba a ser tan infeliz?

Tal parecía ser que el único lugar en que podía sentirse buena persona y libre era en la pista a altas horas de la madrugada para cuando nadie estaba cerca como para juzgarle.

Us || SakuAtsu Fluff WeekDonde viven las historias. Descúbrelo ahora