Abracé a mis padres que sonrieron al verme. Y luego, empezamos a hacernos selfies que subimos a las redes sociales. Había empezado en Septiembre y ya estábamos en Junio, los exámenes de PAU habían ido bien y en otoño, empezaría a ir a una uniersidad en Nueva York y viviría con Allison. Ella se encargaría de los niños, es decir, año sabático y aún no se lo había dicho a Dani, esto acabaría mal...

-¿Qué hacemos ahora? -pregunté una vez terminada nuestra sesión de fotos.

-Yo nada, me duele la tripa -avisó Allison y Dani la miró preocupado.

Sus 7 meses se le notaban mucho y no me querría imaginar como estaría a los 9 meses.

-¿Podemos irnos? De verdad que no me encuentro bien.

-Claro, nos vemos luego -dijo Dani y ambos salieron del salón de actos.

[...]

-¿Os atrevéis? -preguntó Leire mirando al vacio que nos separaba. Hacia viento pero eso compensaba al calor.

-¿A quién se le ha ocurrido la maravillosa idea de hacer puenting? -levanté la mano mientras Álvaro me miraba mal.

-Lo siento, chicos. Pensé que estaría guay. Así se nos sube la adrenalina y...

-Pues solo tú -me interrumpió Guada-. ¡Quitadme esto! -chilló Guada intentándo sacarse el arnés.

-¡Será rápido! -exclamó Sophie emocionada, creo que ella era la única que tenía tantas ganas como yo.

Miramos al instructor que nos dijo que ya podiamos tirarnos.

-Solo una vez, molará mucho -dijo Dylan a mi lado que ya me había agarrado la mano.

-¡Contad conmigo! ¡UNO! -grité con toda mi fuerza.

-¡DOS!

-¡Y TRES!

Y nos arrojamos al vacio desde aquel puente. Mi adrenalina estaba más que a tope y seguramente la de ellos también. Era realmente un paisaje bellísimo.

[...]

Estabamos en el McDonals, cerca del Big Ben y a nuestro lado, paseaban familia, amigos, niñeras cuidando a niños...

-¿Quién va a por la comida? ¡Yo no! -gritó Blas levantándo las manos.

-Va, yo voy -dije levantandome del sitio-. Y oid, alguien que venga que yo creo que todavía no soy un pulpo como para llevar todas las bandejas, gracias.

-Ya voy yo -dijo David sonriéndome.

-Aprended de él, es buena persona -les saqué la lengua.

[...]

-Ya estamos aquí -exclamé-. HappyMeal para Blas y para Leire, McBacon para Álv, para Guada y para... ¿y esas caras?

-Nos acaba de llamar Dani -dijo Leire-. ¡Allison está de parto!

-¿Y a qué esperamos? ¡Vámonos! -grité dejando las bandejas.

[...]

Había sido mala idea no haber cogido el coche así que aquí estabamos, en el metro londinense. David y Blas estaban de pie junto a sus respectivas novias, Leire y Álv sentados, Sophie y Salva, que eran buenos amigos, miraban un plano y Dylan me observaba mientras yo daba vueltas de aquí para allá, histérica. El metro se paró en la última parada, la nuestra. Bajamos corriendo por la calles de Londres que se habían vuelto grises en cuanto entramos en el metro. El hospital se alzó ante nosotros y intentando no hacer ruido, entramos en la sala de espera.

Te quiero para siempre ➳ Carlos Auryn {#1} ✔¡Lee esta historia GRATIS!