tres.

101 11 5

Ashton me ayudaba a bajar las maletas de su auto.

Era una muy bonita residencia, a decir verdad. Nunca e vivido en un departamento. Será divertido.

-Toma.-me tendió las llaves.-Tengo dos manos y tu mucho equipaje.

-Es solo lo necesario.

-¿Por que seria necesario un caballo de peluche? Entendería si fuera un consolador, pero, ¿un caballo?

-Es necesario.

-¿Igual que tus pantis de lencería?

-¿Estuviste registrando mis cosas?

-Sigue caminando, Emily. Y si deceas alguna vez modelar eso, no tengo novia.-me giño un ojo, mientras tomaba mis maletas.

-¿Se te metió algo en el ojo?

-JA, divertida. ¿Quieres subir tu tus maletas?

Pensé.

-Linda camisa, Ash.

Éramos el segundo piso. Por suerte había ascensor.

-Es el quince, Mily. Usa la llave azul y la roja.

Al abrir me encontré con un gran apartamento de adolescente.

-¿Te gusta?

-Oh, claro. Es gigante, por el amor a Dios. Podrías hacer una orgía aquí.

-¿Que le sucedió a esta generación de chicas?-dijo, mientras colocaba mis maletas en el suelo.

-¿En serio vives aquí tu solo?-solte, ignorando su comentario mientras veía atónita la sala principal.

Las paredes eran blancas, tenia una ventana muy grande con cortinas azules. Un televisor enorme, varias consolas de vídeo juegos, miles de películas. Un gran mueble negro y dos pufs.

Mi teléfono vibró, trate de sacarlo de mi bolsillo trasero. Falle y mi móvil calló.

-¡Mierda!-exclame.

-Ouch, hasta a mi me dolió.

-¿Por que tanto ruido, Ashton? Trato de dormir.-dijo un chico rubio con aspecto soñoliento, mientras se pasaba las manos por los ojos.

¿Quien era el?

Oh, Emily, no lo mires, no le mires el abdomen.

Esta bueno, pero debes dejar de mirarlo.

-Eh, hola.-dijo al mirarme.

-Hola.-respondi tímida. ¿Este chico no sabia lo bueno que estaba?

-¿Que les pasa a todos en esta maldita casa?-exclamo otro chico. Saliendo del largo y amplio pasillo. Este tenia el pelo rojo y también estaba sin camisa.

Estos chicos quieren que me de un orgasmo.

-Hola.-repeti.

-Callense, joder.-dijo otro tercer chico, este también estaba semi desnudo. Y tenia un tatuaje en el pecho. ¿Seria extraño pedir besarlo ahora, verdad?

-¿Quienes son ellos?-decidi preguntar.

-Oh, lo olvidé. Ellos son mis compañeros.-dijo Ashton con total tranquilidad.-Michael, Calum, Luke ella es Emily.

They.¡Lee esta historia GRATIS!