Prólogo

13.6K 328 19

Prologo

-Bueno, pero sí es la pequeña ______(tapodo), arreglada y viniendo a jugar.

El agua que había estado sorbiendo, eligió ese momento para ahogarme. Cubriéndome la boca para amortiguar mi tos seca, me alejé del aliento cálido contra mi oreja. Había aparecido aquí esta noche por una razón: ver a Harry Styles. ¿No era mi suerte que cuando finalmente decidía darse cuenta de que vivía, comenzaba a toser locamente?

La sonrisa divertida de Harry mientras me palmeaba la espalda no ayudó para nada a mi humillación.

-Lo siento, ______(tapodo), no sabía que mi presencia te haría ahogarte.

Una vez que fui capaz de hablar de nuevo, me di la vuelta para mirar al chico que hacía una gran aparición en mis fantasías nocturnas durante el último par de años. Todo el embellecimiento que había soportado para lucir irresistible esta noche era inútil. Harry me sonreía. Como siempre. Lo divertía. No me veía como nada más que la hermanita inocente de su mejor amigo, Marcus Hardy. Era un cliché. ¿Cuántas novelas románticas malas leí sobre la chica que se enamora desesperadamente del mejor amigo de su hermano? Innumerables.

-Me sobresaltaste. -Quería explicar mi repentino ataque de tos.

Harry inclinó la botella de cerveza hacia sus labios y tomó un trago mientras mantenía los ojos fijos en mí. -¿Estás segura de que no fue mi voz increíblemente sexy susurrando en tu oído lo que causó tu momentánea falta de oxígeno?

Sí, probablemente fue eso. Pero el chico sabía que era hermoso. No iba a agrandar su ego. Cruzando los brazos sobre mi estómago, tomé una pose defensiva. Nunca sabía cómo o qué decirle a Harry. Me sentía tan temerosa de que me mirara a los ojos y supiera que los cerraba por las noches y me imaginaba hacerle cosas bastante malas a su cuerpo.

-Diablos, ______(tapodo) -dijo en una voz baja y rasposa mientras sus ojos descendían a mis pechos. Llevaba una blusa blanca de escote bajo y muy buen sostén de copas, con la esperanza de al menos conseguir que Harry viera que mi cuerpo se desarrolló. Además, sabía que tenía fijación por los senos. Era obvio por las chicas con las que había salido... bueno, en

realidad no salía. Sólo se las follaba. Mis pechos no eran grandes, pero un sostén que me los levantara y una buena postura, y no estaban tan mal.

-Es muy linda la blusa que tienes puesta.

Me miraba de verdad. O a ellas -pero eran parte de mí, así que era lo mismo. -Gracias -respondí en una voz normal que traicionaba el hecho de que ahora respiraba un poco rápido.

Harry dio otro paso hacia mí, cerrando la pequeña distancia que nos separaba. Sus ojos seguían dirigidos a mi escote, que había levantado en completa visibilidad. -A lo mejor usar una blusa como esa no es muy inteligente, ______(tapodo). -Su voz profunda me hizo temblar-. Oh, diablos, chica, no hagas eso. No tiembles.

Una gran mano tocó mi cintura. Su pulgar frotó contra mi estómago y gentilmente empujó el borde de mi blusa hacia arriba. -He estado tomando desde las cuatro, cariño. Tienes que empujarme y enviarme lejos, porque no creo que pueda detener esto.

Un suave gemido. Oh, sí. ¿Debería comenzar a rogar?

Harry levantó la mirada para encontrarse con la mía. Su largo y claro cabello rubio, en el que todas las chicas querían meter las manos, cayó sobre uno de sus ojos. No pude evitarlo. Levanté la mano y metí el mechón suelto detrás de su oreja. Cerró los ojos e hizo un pequeño sonido de satisfacción con su garganta.

-______(tapodo), eres dulce, tan jodidamente dulce, y no soy el tipo de chico al que se supone que dejes acercarte tanto. -Su voz era casi un susurro mientras sus ojos penetraban en los míos. Podía ver la leve miraba vidriosa que confirmaba que había bebido mucho.

Gigoló | Harry Styles¡Lee esta historia GRATIS!