8| Príncipe Luciérnaga.

13.9K 1.3K 743
                                              


Cap. 8| Príncipe Luciérnaga.

POV: Killiam

Vaya, debo decir que me ha tomado por sorpresa que Alma se adentrara a la pista de baile y también debo decir que el nombre que dijo me hizo sonreír.

«Con que gatita, eh»

Ponen a sonar Deja vú - Beyoncé ft. Jay Z.

Comienzo a bailar haciendo pasos ágiles y sensuales.

Los vitoreos se hacen escuchar en el lugar, en el último paso de baile me acerco a ella y le planto un beso en la mejilla.

La multitud suelta un "uhh" al unísono.

Ella se queda paralizada unos segundos, hasta que comienza a dar los primeros pasos de baile.

Déjenme decirles que no es mala... Para nada mala bailando.

Todos sus pasos tienen un toque delicado, como de contemporáneo o ballet.

Y con tan sólo verla puedo asegurar que ha tomado par de clases.

Cuando me toca bailar otra vez hago un paso como los de ella, algo afeminado, como de ballet, mofeandola.

Las personas vitorean y ríen. Ella rueda los ojos.

Al bailar ella hace lo mismo, me mofea moviendo rápido las caderas adelante y poniendo las manos en puños frente a su rostro.

Las personas a nuestro alrededor vuelven a reír.

¡Vaya, esto si que se ha puesto bueno, gente!

En último momento doy una voltereta hacia atrás y luego un split, subiendo rápidamente. Todos gritan mi nombre.

—¡Uno de los mejores vuelve a vencer!—alzan uno de mis brazos y los gritos son ensordecedores—Pero Kitty también es tuvo genial, ¿no?

Todos gritan una afirmación.

¡Ahora todos a bailar!

Ponen música nueva vez y todos se adentran a la pista de baile.

Alma se aleja de la multitud y yo la sigo, veo que se sienta en la barra.

—Tráeme una botella de tequila—le dice al barman.

—Oye, no puedes estar ingiriendo un tipo de alcohol fuerte—digo.

Ella me mira y enarca una ceja.

—¿Me puedes hacer un favor, Abraham?—dice.

Asiento.

—Vete al carajo—dice, yo la miro con las cejas fruncidas. El barman le entrega lo que pidió—Acepté venir para relajarme un poco, no para que estés con mamadas.

Se bebe el primer shot.

—Pero es que tú...

De su psicólogo a su novio © [#2] Donde viven las historias. Descúbrelo ahora