Página Previa of 3Siguiente Página

Siempre te protegeré

spinner.gif

 

Lex abrió los ojos con pereza mientras se abrazaba a la almohada, sentía como si su cuerpo flotase tranquilamente en un mar de nubes ajena de lo que sucedía a su alrededor.

-Buenos días oso dormilón- susurraron a su espalda mientras recorrían con cortos y delicados besos su columna.

-Mmmm- gruñó todavía dormida- porqué me despiertas? Estaba tan a gusto...

-Bueno... no se si te interesa... he llevado tu coche al mecánico, en un par de días te llamarán para que lo recojas y el desayuno hace rato que está servido- Lucas se recostó a su lado y empezó a besarla en el cuello provocando que Lex se estremeciera- también nos podemos quedar aquí si lo prefieres.

Lex no pudo evitar sonreír ante la propuesta de Lucas, de pronto la memoria la azotó con fuerza haciéndola despertar de golpe.

-Que hora es?

-Casi las once de la mañana...- un nuevo beso volvió a estremecerle el cuerpo

-Mi padre estará en la fábrica a las doce- suspiró torciendo los labios- voy a levantarme...

-Entonces... de hacernos cariñitos.....?

-Lucas!- exclamó haciéndose la ofendida- somos personas adultas con responsabilidades, no podemos perder el tiempo con cosas tan primitivas!

-Primitivas? Esta noche no parecía importante!!

Lucas se quedó recostado en la cama mientras Lex se vestía, se sentía impaciente por hablar con Alvaro Costa, de buena gana le hubiese propinado una paliza como agradecimiento por los 4 años de prisión pero sabía que al llevar a cabo sus planes Lex le haría el vació absoluto.

Se levantó con pereza intentando disipar el deseo de venganza de su mente, el oír a Lex cantar en el baño hizo que una sonrisa se dibujara en su rostro instantáneamente.

-Te falta mucho roquera?- preguntó en voz alta mientras servía dos tazas de café recién echo.

-Tu y las prisas... siempre igual!!!!

-Me gustaría poder tomar un café tranquilo, sin prisas porque por alguna razón inexplicable siempre llego tarde a los sitios si voy contigo, eres un desastre!

-Si...- Lex se acercó con aire felinos haciéndose la interesante- pero me amas.

-Eso no lo dudes.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Era casi medio día cuando llegaron al polígono en el que debían encontrar al padre de Lex.

Las instalaciones parecían abandonadas, ningún vehículo se hallaba en la zona, los ventanales de las instalaciones lucían sucios o reventados, acto de algún adolescente sin sentido común.

Las fábricas, iguales en altura y diseño únicamente se diferenciaban por un cartel viejo y desteñido que colgada en la entrada de cada una de ellas.

-Recuerdas el número de la fábrica?- preguntó Lucas distraído observando lo siniestro de las instalaciones.

-Mmmm.... la verdad no se si es la 6 o la 16...

-Hay diez números de diferencia Lex

-Bueno da igual... mira, aquí está la seis- dijo sacándose el cinturón de seguridad- yo me bajo aquí, tú ves a la dieciséis, el que encuentre a mi padre se lleva el premio

-No me hace gracia que andes por aquí sola....

-Pero que dices! Que me puede pasar? Que me ataquen las gaviotas???- Lex cerró la puerta sorprendida a la par de encandilada por el afán protector de Lucas.

-Ya....- Lucas aceleró levemente el vehículo mientras veía como Lex desaparecía tras una puerta metálica.- lo raro es que a ti no te pase nada.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Lex entró en la fábrica con sigilo, era evidente que estaba abandonada, capas de polvo se posaban sobre maquinas imposibles de reconocer, varias claraboyas del techo estaban rotas y el sol del medio día se colaba en el interior del edificio dándole mayor apariencia de abandono.

-Aquí es imposible que esté mi....- un ruido en la planta de arriba le hizo contener el aliento- no creo que estés ahí papá- susurro mirando en dirección a la procedencia de aquel ruido que había llamado su atención- solo espero que no sean ratas.

Con sigilo empezó a ascender por una escalera metálica medio oxidada con forma de caracol.

Página Previa of 3Siguiente Página

Comentarios y Reseñas (58)



library_icon_grey.png Añadir share_icon_grey.png Compartir

¿Quién va a leer

Recomendado