Previous Page of 71Next Page

casada a la fuerza

spinner.gif

Casada a la fuerza

¡Atrapada por su marido!

El poderoso italiano Marco Valante estaba acostumbrado a tomar todo lo que

deseaba, y no iba a permitir que una minucia como el compromiso de Flora se

interpusiera en su camino. Ella llevaba tiempo intentando convencerse de que era

feliz con su prometido, pero el corazón no había dejado de acelerársele desde que

había conocido a Marco.

El sexy magnate no había perdido ni un minuto para llevársela a su magnífica

villa, donde Flora encontraría intimidad, pasión... ¡y una propuesta de matrimonio!

Capítulo 1

Dime una cosa -dijo Hester-. ¿Estás completamente segura de que quieres

casarte?

Flora Graham estaba distraída pensando en cómo dar la noticia de que no quería

a su caprichoso y maleducado sobrino como paje, pero volvió con prontitud a la

realidad del restaurante lleno y alegre para contestarle a su mejor amiga y dama de

honor, que la miraba con preocupación.

-Claro que quiero -hizo una ligera mueca-. Chris y yo hacemos una pareja

perfecta, tú ya lo sabes. No podría ser más feliz.

-Pues no pareces especialmente feliz -sentenció Hester, rellenando las tazas de

café.

Flora hizo un gesto de desesperación.

-Espera a que llegue tu turno y verás lo que es sentirse como en un circo de tres

pistas sin tiempo para nada. Mi madre debió de estar sorda cuando le dije que quería

una boda sencilla y tranquila.

Entonces, ¿por qué no la haces así? preguntó Hester mirándola fijamente-. ¿Por

qué no le pides a Chris que saque una licencia especial y os escapáis a algún lugar para

casaros? Estaré encantada de ir como testigo, y quizá el padrino de Chris podría ser el

otro. Flora se quedó mirándola.

-Porque no podemos. Ya nos hemos comprometido con todos estos gastos.

Decepcionaríamos a muchas personas. Es demasiado tarde.

-Cariño, nunca es demasiado tarde -el tono de Hester era persuasivo-. Y estoy

segura de que la mayoría de la gente lo entendería.

Flora movió la cabeza.

-Mi madre no. Y la madre de Chris desde luego que tampoco. ¿Es que no quieres

ser mi dama de honor? Pensaba tirar el ramo para que lo agarraras tú.

-Después de observarte desde la fiesta de compromiso, creo que no me importa

-dijo Hester con sequedad-. No estoy preparada para una crisis nerviosa. Y hablando

de compromisos, veo que no llevas puesto el anillo. ¿No será que tu subconsciente te

juega una mala pasada?

-No. Se me estropeó uno de los ganchitos y me lo están arreglando -el tono de

Flora se hizo grave-. ¿Qué pasa, Hes? Empieza a parecerme que no te gusta Chris.

-Eso no es cierto, pero aunque me odies para siempre, creo que podrías

encontrar a alguien mejor. Flora se quedó boquiabierta.

-¡No lo dirás en serio! Amo a Chris, por si no te habías dado cuenta.

Hester se quedó en silencio unos instantes.

-Flo, nos conocemos desde hace muchos años y te he visto con varios hombres,

pero nunca en una relación seria. Claro que eso no importa. Nunca te has acostado con

Previous Page of 71Next Page

Comments & Reviews

Login or Facebook Sign in with Twitter
library_icon_grey.png Add share_icon_grey.png Share

Who's Reading

Recommended