Hechizo de amor.

spinner.gif

-Veo que ya se conocieron-dijo Gabriel acercandose a los jovenes. A pesar de su edad no habia perdido la mirada risueña y el encanto.

Eduard dio media vuelta y se encontro con su tio tal como lo habia dejado varios años atras. Parecia que el tiempo no pasaba para él. Gabriel hizo una mueca cuando se encontró frente a frente con su sobrino.

-Muchacho!Pero mirate!que grande estás!eres igual a tu padre- Sabia que esas palabras irritaban a Eduard que nunca habia tenido una buena relacion con su padre.

-Te heche de menos tio- dijo dando una calida muestra de afecto ante la que Kate quedo pasmada. Sí que cada vez la sorprendia más.

-Mi niña- dijo dirijiendose a Kate- ya hablare contigo luego, ahora puedes irte tranquila.

Ella se alejó dejando a los dos hombres que seguro tendrian mucho de qué hablar.

-Mi muchacho no sabes cuanto me alegra que me apoyaras en esta desicion, siempre supe que llegado el momento podia contar contigo.- Dijo dándole unas palmaditas en el hombro.

-Pues sí tío, la lealtatd a la familia ante todo.

Lo dirigió al dormitorio que sería suyo y le dijo:

-Ahora descansa que ya tendremos tiempo de ponernos al dia con las noticias.

Lo saludó y se dispuso a partir.

Eduard miró su cuarto con curiosidad pero habia algo que le despertaba mas curiosidad que el cuarto....

-Tio- grito para que el otro volteara- dime una cosa, quien es la muchacha con la que hablé hoy?

Su tío le dirigio una sonrisa picara.

-Ah pero no cambias mas eh? Es Kate vive en la hacienda contigua. Pero si le has puesto el ojo olvidalo, esa chica no es para ti.

Eduard se quedó masticando la respuesta de su tio. ¿Que tenia ella que no era para él?. Lo descubriria. Pero no se iba a involucrar con ella. Eso ya lo habia decidido hacia mucho tiempo aunque en esta oportunidad lo lamantaba

 

 

Comentarios y Reseñas

Entrar or Facebook Sign in with Twitter
library_icon_grey.png Añadir share_icon_grey.png Compartir

¿Quién va a leer

Recomendado