Previous Page of 4Next Page

En la piel de Grey

spinner.gif

En el hotel, Taylor lo tiene ya todo dispuesto para el viaje de vuelta a Seattle. Me acomodo en el coche y me preparo para las dos horas que tengo hasta llegar a casa. Tiempo suficiente para atar un par de cabos sueltos. Saco mi Blackberry. Mi primer encargo es para Hendersson, es rápido y eficaz. Welch hizo un buen trabajo con su informe inicial, pero necesito saber más.

 De: Christian Grey

 Para: Jared Hendersson

Fecha: 15 de mayo de 2011 13:15 

Asunto: Anastasia Steele

Hendersson, tengo un encargo para usted. Por favor, reúna toda la información posible referente a Anastasia Steele. Nada de un informe estándar, ése ya lo tengo, quiero que lo averigüe todo. Envíeme el dossier tan pronto como le sea posible.

Christian Grey

Presidente de Grey Enterprises Holdings, Inc 

El paisaje hacia norte va pasando por la ventanilla. El segundo encargo es más especial. Necesito asegurarme de que Ana me tiene muy presente durante el tiempo que pasemos separados.

De: Christian Grey

Para: Andrea Morgan 

Fecha: 15 de mayo de 2011 13:21

Asunto: Thomas Hardy

Morgan, necesito que me encuentre una primera edición en perfecto estado de la obra de Thomas Hardy Tess la de los d'Urberville. El precio, por supuesto, no importa. La quiero en mis manos mañana a más tardar.

Christian Grey

Presidente de Grey Enterprises Holdings, Inc

Esto debería bastar, por el momento. Aparto a Anastasia de mis pensamientos en espera de disponer de más información. Me recuesto en mi asiento y dejo vagar mi mente. Ahora que el recuerdo de mi madre ha vuelto a cobrar vida, es difícil volver a enterrarlo. Tal vez debería llamar al doctor Flynn y adelantar nuestra cita del martes, nunca sé dónde colocar estos sentimientos. Sintiéndome pequeño, otra vez, tirado en aquella alfombra verde, incapaz de ayudarla, me quedo dormido.

Mami y yo estamos sentados en la sala de estar. Nos estamos riendo. Mami me coge en brazos y yo la abrazo, peino su pelo. A mami le gusta, huele bien. Es casi la hora de cenar y mami dice que me va a preparar mi comida favorita: un sándwich de mantequilla de cacahuete y mermelada de arándanos. La acompaño a la cocina mientras me lo prepara. Mami canta. Yo juego con mis coches. Cuando estamos solos mami canta. Me gusta. Soy feliz.

- Ya hemos llegado a casa, señor Grey -es la voz de Taylor. Me despierto con una sensación agradable, sé que he soñado algo pero no recuerdo qué.

- Gracias Taylor.

Es un alivio volver a la seguridad de mi casa. Todo está en su sitio, no hay ni una mota de polvo. La señora Jones me recibe con una copa de vino blanco.

- Bienvenido a casa, señor Grey.

Asiento imperceptiblemente y me dirijo copa en mano hacia el piano. Siempre que estoy fuera tantos días lo echo de menos. Acaricio las teclas con los dedos y mi mano izquierda empieza a tocar las notas de una de las piezas fúnebres para piano de Richard Wagner. La pieza me cautiva y acabo sentándome en el banco para interpretarla de principio a fin. Cuando levanto la vista, la noche ha caído sobre Seattle. Mi estómago ruge y un delicioso olor a comida llega desde la cocina. Sonrío: la señora Jones sabe anticiparse a todas mis necesidades.

El fillet mignon acompañado de setas, las patatas recién salidas del horno y el sorbete de mango que pone punto y final a una exquisita cena me hacen darme cuenta de que no he comido nada en todo el día. Bueno, nada salvo la magdalena de arándanos de esta mañana. Anastasia...

Satisfecho, retiro la silla y dejo la servilleta en la mesa. En ese momento entra la señora Jones a retirar los platos.

- ¿Está todo a su gusto, señor Grey?

- Excelente como siempre, Gail. Gracias.

Me vuelvo a medias, pero la señora Jones sigue frente a mí, como si tuviera algo más qué decir. La miro enarcando las cejas.

- ¿Algo más, señora Jones?

- Eh... sí, señor Grey. Verá, he olvidado decirle que su madre llamó poco antes de que llegara.

- Señora Jones, eso fue hace más de dos horas. ¿Por qué no me ha dicho nada antes?

- Lo siento señor Grey. Iba a decírselo cuando ...

- ¡Es igual! Ha sido un comportamiento inexcusable. Que no se repita. Retírese.

Gail se retira rápida, casi huyendo. No puedo soportar su negligencia: una vez más y tendré que castigarla de nuevo. Me acerco al teléfono para devolver la llamada a mi madre y respiro hondo un par de veces para calmarme. Grace conoce perfectamente todos los matices de mi voz, y no quiero preguntas.

Previous Page of 4Next Page

Comments & Reviews (67)

Login or Facebook Sign in with Twitter


library_icon_grey.png Add share_icon_grey.png Share

Who's Reading

Recommended