Previous Page of 2Next Page

Amor Clandestino

spinner.gif
Mis ojos estaban cristalinos, nunca me había gustado ver a Liam enojado conmigo y mucho menos gritándome. Era como si mi propio padre me estuviera retando por mis malas decisiones, y es que realmente era así, Liam había sido tan protector como un padre, como el papa que nunca tuve.

- yo - trate de excusarme - yo lo amo Liam -
- ¡la misma frase de siempre! - dijo con ironía - ¿mínimo ya cambia tus excusas, no? -
- Liam... - susurre tratando de tranquilizarlo - entiéndeme por favor -
- ¡¿qué quieres que entienda Charlotte?! - grito - ¿qué eres una cobarde? ¿Eso es lo que quieres que entienda? -
- no me digas eso - suplique mientras las lágrimas escurrían por mis mejillas-
- sabes que es la verdad - dijo con enojo - me decepcionas -

Esas últimas palabras habían acabado con el poco control que tenía, una vez más el dolor se apoderaba de mi, no podía soportar que Liam me dijera aquello. Corrí a la que había sido mi habitación por un día, empacaría inmediatamente y me largaría de una buena vez. Regresar toda la ropa a las negras maletas no fue mucho problema, lo difícil fue que mis ojos nublados me dificultaban la vista.

- perdón - susurre con dolor mientras me dirigía a la puerta -
- adiós - respondió cortante sin quitar la vista de la televisión -
- ¿estas enojado? - pregunte con esperanza de que no fuera así -
- más que nunca - su tono fue frío -

Sin decir más salí del lugar, me sentía consternada por la actitud que había tomado Liam, siempre me regañaba o se enojaba, pero no pasaban más de cinco minutos cuando ya estábamos uniéndonos en un abrazo.
La noche acompañaba mi tristeza, pues parecía como si el cielo no tuviera su color brillante de cada noche, las estrellas estuvieran percudidas y la luna fuera cubierta por toneladas de nubes. "Una noche triste, sin luz" pensé con nostalgia.
Una vez más los encargados de la limpieza me ayudaron a bajar mis pertenencias, no me sentía del todo cómoda regresando a casa, pero ya no había vuelta atrás.

- ¡señora! - saludo Lilia alegre - que bueno que regreso -
- hola Lili - sonreí - ¿y Zayn? -
- en su habitación - me informo con sutileza -

Subí a paso lento, no tenía ganas de fingir que todo estaba "estupendo" cuando la realidad es que mi vida ahora pintaba ser una completa "basura". Aveces piensas que todo esta perfecto, tienes amor, compañía, dinero, triunfos, pero si una de las personas más importantes en tu vida no esta a tu lado, es como si todo lo demás no valiera de nada.

- ¡amor! - saludo Zayn apenas cruce la puerta de la habitación -
- hola - sonreí -
- ¿estas bien? - pregunto preocupado -
- si - ladee la cabeza - problemas con Liam -
- te he dicho que es un mal amigo - dijo con enojo -

No le respondí, no quería tener una discusión por segunda vez en el día. La noche me acogió con más sutileza estando a lado de Zayn, se sentía bien poder abrazar su fornido torso mientras dormíamos, si había algo que me fascinaba del morocho era que me susurrara cuanto me amaba mientras "dormíamos" y esta noche, era lo único que se había dedicado a hacer. No me tenia duda, lo amaba con todo mi ser.

*

Hace bastante tiempo que no visitaba a Niall, inclusive ya empezaba a olvidarme de sus rastros físicos. Me había animado a ir a visitarlo con la excusa de que "lo extrañaba", que en cierto punto era parte de la verdad, pero principalmente mi visita llevaba por delante el tema "Sara".
El Rubio se posó frente a mis ojos con una de sus tantas sonrisas, una vez más me demostraba lo feliz que era viviendo, y es que ese excelente humor que diario cargaba era prácticamente imposible de borrar.

- ¡Changa! - saludo emotivo mientras me abrazaba fuertemente -
- para Nialler, me vas a sacar el aire - dije en un susurro -
- ¡te he extrañado tanto! - siguió diciendo mientras hacia caso omiso a mis anteriores palabras -
- yo también - conteste feliz por estar a su lado -
- pasa, pasa - me indico mientras nos adentrábamos al desordenado apartamento - ¿qué te trae por acá pequeñuela? ¿Algo anda mal con Zayn? -

El simple hecho de que lo preguntara me hizo estremecer, si mi hermano se llegara a enterar de lo que he estado pasando estos últimos meses, seguramente
Previous Page of 2Next Page

Comments & Reviews

Login or Facebook Sign in with Twitter
library_icon_grey.png Add share_icon_grey.png Share

Who's Reading

Recommended