{Niall Y Tu}●Horror Story●

spinner.gif

Casey había salido por la puerta trasera de la escuela. 
No dio ni cinco pasos y sintió esa extraña sensación de que alguien la seguía. Ni siquiera se tuvo que voltear, ya que a esa persona la podría percibir a kilómetros.
—Las coincidencias de la vida, Casey. ¿Por qué será que siempre nos encontramos aquí? El destino quiere que cumpla con mi venganza.
Era la detestable presencia de Dylan lo que revolvía su estómago. Estaba apoyado en la reja que daba a la salida, para salir tendría que pasar por su lado. Resopló resignada y, aferrada a su mochila, caminó deprisa antes de que Dylan la pudiera detener.
—No, esta vez no te escapas —le dijo él, y la afirmó con fuerza de un brazo. Casey sintió como si se lo quebraran, Dylan no se estaba controlando. 
—Suéltame o te…
—¿O qué? Soy más fuerte que tú y no hay nadie cerca que escuche por si se te ocurre gritar —Casey se quedó callada, él tenía razón.
Se calmó pensando en las posibilidades que tenía de escapar viva y virgen de este problema, aunque las opciones no eran muchas. 
Dylan la rodeó con los brazos cruzados sobre su pecho, su aliento apestaba a cigarrillo y su cabello azabache estaba sucio y grasoso. Ese era el tipo de chico por el cual la mitad de la escuela se moría, un patán sucio y desaliñado.
—Me gusta —dijo él, refiriéndose a la cara sin maquillaje de Casey—. Te ves distinta, me recuerdas a… —Dylan cortó la frase y sonrió con malicia. Agarró desprevenida a Casey y la tomó de la cintura hasta hacerla chocar contra su cuerpo—. Me recuerdas a como te veías hace algunos años, tan señorita y educada, amable y dulce con todos, hasta con el demente de tu amigo.
Casey le dio un ****azo en la nariz.
Hace dos semanas, cuando golpeó por primera vez a Dylan, fue con la clara intención de hacerle daño. Esta vez fue para defenderse de su memoria que invocaba al rostro de “él” con su más mínima mención. Últimamente, Dylan se empeñaba en hacerle sufrir y eso merecía un castigo justo.
Él se llevó las manos a la nariz de la cual salía un hilillo rojo que bajaba hasta su barbilla. La furia lo dominó cuando vio la sangre que goteaba y manchaba su ropa. Empujó a Casey de espaldas contra la pared y la afirmó del cabello.
—Es hora de pagar cuentas, Cass —su tono era venenoso y destilaba odio y malas intenciones. Casey no sabía que cosa estaba haciendo Dylan, se había puesto a revisarle la mochila desparramando todos sus cuadernos por el suelo mugriento.
—Dylan, detente…—dijo en voz baja, la coleta le dolía porque le tiraba el cuero cabelludo.
—Entonces ruégame —le respondió él, dejando de hurgar en sus cosas. 
Casey se negó a rebajarse y apretó los labios para no liberar las palabras que la condenarían.
—Suéltame, imbécil.
Eso no pareció gustarle a Dylan, y en un abrir y cerrar de ojos la soltó. Casey no cabía en la incertidumbre ¿Por qué la soltó? Sin embargo, la respuesta no se hizo esperar. Ya no sentía las cosquillas de las puntas de sus cabellos en la nuca. Se llevó una mano hasta la coleta y, para su horror, de dio cuenta de lo que había hecho Dylan.
Ya era tarde para gritarle y lanzarle golpes, él se había dado a la fuga con una risa macabra que resonaba en los oídos de Casey. En el suelo, la tijera de ella estaba sobre el cabello que Dylan le había cortado. Con la rabia corriendo por sus venas, recogió y guardó todo nuevamente en su mochila, se soltó la coleta y el cabello ni siquiera le llegaba hasta los hombros.

Comments & Reviews

Login or Facebook Sign in with Twitter
library_icon_grey.png Add share_icon_grey.png Share

Cast

(TN)____as Casey
Niall Horanas Niall

Who's Reading

Recommended