Prólogo

1.1K 12 0

Él ya no era el mismo, era otro tonto mujeriego que jugaba con las chicas.

¿Donde había quedado el dulce chico de One Time? ¿Donde estaba mí Justin?

Mi primer amor. Él chico que me enviaba mensajes de noche solo para desearme buenas noche, el que me llamaba todos los días, solo para escuchar mi voz, el chico a quien yo juré amor eterno.

A veces me pongo a pensar que le ha sucedido.

Pienso que la culpa la tengo yo, pero me pongo a pensar y digo que no; tampoco es tu culpa.

Un día puedes tenerlo todo, pero al otro, tal vez ya no tengas nada.

Todo por culpa de la fama.

Un día puedes tenerlo todo, pero al otro, tal vez ya no tengas nada. Todo por culpa de la fama.