Corazón Ensangrentado

spinner.gif

**Introducción** 

Me desperté alrededor de las 11:30 o 12:00 del día y me quedé mirando el techo de mi habitación un rato.

-Aburrido.

Dije con voz algo cansada después de 10 minutos, no espere respuesta pues estaban todos dormidos. Me levanté de la cama y fui directo al baño con toalla en mano para tomar una ducha.

Por alguna "extraña" razón estaba triste (Si sabía por que, es por todo lo que pasaba en la escuela y en mi cabeza, claro). Abrí el grifo de agua caliente y me metí a la corriente de agua, por alguna razón tenia en mis manos una cerveza, no recuerdo haber pasado por ella al mini-bar que tenemos en casa, pero la cerveza ya estaba a la mitad y seguía tomando tragos, cuando me la acabé simplemente la arrojé por una pequeña ventana que tiene el baño. Cerré el grifo, me puse shampoo en el cabello y empece a masajearme el cuero cabelludo, con espuma en las manos, abrí el grifo de nuevo y al instante que el agua toco mi cuerpo, di un giro y golpeé con todas mis fuerzas a la pared, me puse a llorar y mientras las lágrimas caían por mis mejillas y se mezclaban con las gotas de agua, seguí dando puñetazos a la pared y empecé a contar; un puñetazo por cada corazón que rompí, fueron diez puñetazos, dos más por cada corazón roto de alguien que me importaba un poco, fueron seis puñetazos más, tres más por una chica que me hirió a mí, otros cinco por la persona que amo y aún así le rompí el corazón (En el tiempo que estuve con ella no sabía que era amor, lo descubrí después) y otros diez por lo estúpido que soy; en total fueron 34 puñetazos a la pared. Mis nudillos; inchados y ensangrentados. Me recargué en la pared manchada con sangre y agua escurriendo y bajé poco a poco, hasta que estuve sentado en el suelo, vi una hielera y me arrastre hasta ella, saqué otra cerveza (Ahora sé de donde saqué la anterior), la destapé y empece a beber, una cerveza tras otra, raro en mí, pues no acostumbro a beber alcohol, después de un rato termine de ducharme y después de unas horas ya no estaba tan ebrio, pero si seguía triste y en casa ya había nadie, tomé una pequeña hoja de navaja y fui al baño "Bien, nunca lo he hecho pero empecemos por algo leve" pensé y empecé a hacer pequeños y no muy profundos cortes en mi mano, se sentía bien, poco a poco fui aumentando la presión que ejercía y fui cambiando el lugar de los cortes. Terminé dando tajadas en mi muñeca, profundas pero no lo suficiente para morir desangrado. Se sentía bien, me descargaba, me gustaba la sensación y después de ese día, lo hago cada que me siento mal o triste.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Espero que les gusté, siguiente semana un nuevo capitulo, este es pequeño para mi gusto pero es la introducción.
Ayudenme a mejorar, mandeme sugerencias, corrijanme si hay una falta de ortografía.
Es la primera vez que subo una de mis historias o novelas a internet, diganme que tal esta, por favor ;) 
Mis mejores desceos: C.E.Cuevas

Comentarios y Reseñas (2)



library_icon_grey.png Añadir share_icon_grey.png Compartir

¿Quién va a leer

Recomendado