Y así.. el tiburón se enamora del pececito. ~ [ Justin & Tú ]

spinner.gif

Y por fin, el timbre que indica el final de la hora suena, yo me dirijo a mi clase cuando el profesor me toma por el codo con fuerza haciéndome quejar. Me suelta y me mira de mala gana. Le grita a los demás que recojan todo y lo lleven al almacén y se queda allí, solo con nosotros. Pues, tengo a Nicholas justo al lado. Y tiene un olor mezclado. Hugo Boss… y Marihuana. No debería gustarme, pero, el olor al perfume sobre sale ante el olor a esa mierda de droga.


- No te vas a librar. ______ ¿Crees que no me he dado cuenta que no has hecho nada en toda la hora?- ¡pero como que no! Si estoy asquerosamente sudada
- Pero si yo…
- Ahórratelo- me corta el muy idiota- y tu Bieber, me tienes cansado, ¿Qué pasa contigo? ¿Crees que es mejor quedarte por ahí fumando que venir a clases?

- ¿Quiere que mienta o sea sincero?- le pregunta burlón

- Hay veces que me dan ganas de darte un puñetazo, haber si así te das cuenta que estas tirando tu vida a la basura. - le dice entre dientes, yo le miro sorprendida, pues no espera algo así, Justin da un paso adelante con chulería y sonríe sarcástico
- ¿Has escuchado, ______? Un profesor me acaba de amenazar- dice sonriendo con malicia y desafiándole con la mirada
- No quieras darle las vuelta a las cosas, Bieber. Sabes que lo digo por tu bien- le dice suavemente
- ¡Y yo estoy harto de que aquí, todo el mundo se crea con derecho de opinar de mi vida!- grita molesto


Yo doy un paso atrás y me pregunto que demonios hago allí, si ellos parecen no reparar en mi presencia. Es uno de esos momentos en lo que sientes que sobras. Comienzo a dar pasos cortos hacia atrás mientras ellos se miran desafiantes, casi parece que se conocen de fuera, de algo más que de una relación profesor-alumno.


- ______ y tu se quedaran castigados. - al escuchar mi nombre me acerque de nuevo a ellos
- ¿Qué ¿Yo porque? ¡yo no he hecho nada!- pataleo como una niña pequeña, y recobro la compostura al instante, soy patética
- Pues por eso mismo, guapita, no hacen nada ninguno de los dos. Los quiero a la hora del recreo en el despacho de educación física. Y ni se les ocurra intentar saltarse el castigo- esto lo dice mirando atentamente a Justin- porque si no, será peor. Se los aseguro.
- Esta bien- digo yo entre dientes con rabia


Me doy media vuelta y me marcho, ¡que injusta es la vida! ¿Qué no había hecho nada? ¡Anda y que le den! El día que le vea, haciendo lo que yo a las ocho de la mañana con frío, le tendré algo más de respeto. Mientras tanto, tengo pensando hacer incluso menos en su clase. Para que la próxima, me castigue con razón. Y ahora… a intentar no derretirme cuando me quede a solas con Justin cumpliendo el castigo.

Comentarios y Reseñas (2)

Entrar or Facebook Sign in with Twitter


library_icon_grey.png Añadir share_icon_grey.png Compartir

¿Quién va a leer

Recomendado