Lo que el tiempo no tuvo tiempo de escribir...

spinner.gif

                                           Lo que el tiempo no tuvo tiempo de escribir... 

                                                              Solanum Melongena


Nota del autor:  

Hola, Soy Solanum melongena y aquí os dejo un... un... un... ejemm...  No sabría decir qué es exactamente. No es que no me haya puesto a pensar en ello, pero aún no sé como catalogar lo que escribí. 

Cabe decir que es un poco extraño, lo más seguro es que no os guste. Tranquilos. Lo comprendo. 

Por estas razones, os pido ayuda. Os pido que comentéis y me hagáis saber si os ha gustado o os ha parecido una m...  De todos modos. Gracias. ^_____^

 

Unas huellas de hombre descalzo hechas con sangre guiaban a la bañera.

La glacida bañera estaba llena de sangre, donde flotaba una cabeza humana, aparentaba ser de mujer, una mujer joven que en el momento en el que su corazón dejó de bombear la sangre entre las arterias tenía la boca abierta, concretamente estaba gritando, aún se podía escuchar como salía el terror entre sus pálidos labios.

Para ella, ya el tiempo no era nada, no significaba nada que el tiempo pasara. Ahora ya todo estaba perdido, aquel cuerpo marchito, que algún día tuvo vida, que algún día tuvo el placer de pensar, reaccionar, sentir, ahora solo es un cuerpo que espera desintegrarse.

¿Qué hubiese sido de aquella alma que yace ahora en otro mundo sino fuese por haber muerto?

 

Este cambio no solo cambiaría el actual presente ni el futuro, sino también el pasado, para que algo suceda deben haber algunas condiciones anteriores.

 

Lo que hace del tiempo algo bello es que existen lagunas del conocimiento de este.

El tiempo es la cuarta dimensión, es lineal y solo se presenta, o al menos hasta ahora, en un único sentido. Esto permite que desconozcamos el futuro, la mayoría del pasado y parte del presente. Por esta razón nos preguntamos tantas cosas, entre otras quien mató a aquella pobre y aterrada mujer.

 

Somos capaces de catalogar dos tipos de problemas, los que podemos resolver y los que no. ¿Si podemos resolverlos no deberían dejar de ser problemas?

El miedo o sensación de peligro tiene un importante objetivo: atarnos a la realidad. Sin el miedo nuestras preocupaciones no existirían. El miedo además reacciona debido al desconocer el futuro. En caso de que conociésemos el futuro no existiría el miedo. Miedo... Miedo... Miedo... como el que sufro al ver que los ojos sin vida me miran. Quién sabe si el asesino aún ronda por aquí...

 

Asesino... digo asesino porque creo que puedo descartar que fuese un suicidio. Es por esto que a veces el presente nos deja intuir el pasado podemos conocer el pasado a través del presente. Entonces podemos decir que el pasado no ha muerto del todo, nunca sabes cuando puede volver a presentarse en el presente.

 

Puedo asegurar que no fue un suicidio porque aquella persona estaba aterrorizada a la hora de morir. Es fácil pensar que esa persona no quería morir. ¿Pero con qué certeza sabía que iba a morir? A veces, a través de la asimilación del pasado podemos averiguar posibles situaciones futuras. Ella. Sabemos que es ella y no él, porque después de haber visto tantas mujeres y hombres, hemos aprendido a distinguirlos solo con echarles un ojo. Pero realmente sabemos que es lo que diferencia el rostro de un hombre que otro de una mujer?

Ella supo que iba a morir al ver al asesino del mismo modo que yo sé que está muerta al ver su cara de pánico y los pálidos colores de su cabeza separada de su cuerpo.

Comments & Reviews

Login or Facebook Sign in with Twitter
library_icon_grey.png Add share_icon_grey.png Share

Who's Reading

Recommended